UNA NUEVA HISTORIA EN MENTE. EL COMIENZO.


¡¡¡Buenos días!!!

Hoy es viernes, viernes de Dolores. ¡Bieeennn!!! Comienzan las vacaciones y tendré a la familia en casa, eso me gusta 🙂 Me gusta y me vuelve vaga, para qué mentir 😛

Bueno, tenía planeada una entrada nueva para el blog mucho más interesante, pero resulta que estoy aquí pensando y me ha dado ganas de escribir esta.

Es algo que nunca he hecho, llevar un registro (más o menos) de la nueva novela en la que estoy trabajando. ¿Me cansaré y lo abandonaré? Sip, con toda probabilidad, pero hoy me apetece hacerla 🙂

Comenzar una novela es siempre algo especial, mágico, diría yo, ¡y horrible a la vez! ¿Cómo se comienza una nueva novela? Supongo que cada uno tendrá su método, allá va el mío 😛

¿Cómo empiezo? Y hablo de escribir, ¿eh? Porque antes de comenzar una nueva historia la he pensado mucho, la he dejado medio tejida en mi cabeza y en una libreta y he buscado la información más básica y fundamental para asegurarme de que las cosas van a cuadrar y a tener lógica temporal, etc.

Vale, ha quedado claro de que hablo de comenzar a escribir. Uf. Es lo más difícil del proceso para mí, sobre todo cuando acabas de terminar otra y tu mente todavía camina con esos personajes. Pero hay que pasar página y crear un mundo nuevo. ¿Qué hacer?

Borrar tu mente, dejarla limpia, solo con los apuntes que necesitas para la nueva historia.

¡¡¡Y ese es el gran secreto, señores!!!! Se crea una carpeta nueva, se abre un archivo de Word y ¡¡¡tachán!!, te plantificas un folio en blanco delante de los morros y listo, misterio resuelto.

Vaaaale, ahora viene lo difícil. Tenemos un folio en blanco. Un folio en blanco que hay que rellenar. Que hay que rellenar y multiplicar. Que hay que multiplicar con muuuuchas anécdotas e historias. Anécdotas e historias que tienen que estar bien narradas para que al lector le guste lo que vas a escribir.

¡Aaaaaahhhhhh!

Y aquí es donde os hago una confesión: puedo pasarme como una hora entera, sin exagerar, delante de ese precioso folio en blanco, con el cerebro funcionando a mil por hora, hilando ideas, coordinando palabras, proyectando imágenes… Tanto trabajo le doy al pobre que en alguna ocasión ha salido mi hija de su dormitorio preguntando qué estoy cocinando que huele tan bien a tostado. Y sí, a veces mi cerebro quiere escaparse, pero no lo dejo.

La espera y el agobio valen la pena si al final del día has conseguido escribir algo que valga la pena, aunque ese algo sea medio folio. Sí, es poco, pero así es esto, si consigo arrancar, al día siguiente me quitaré una ruedecita, al próximo ya iré sin ruedecitas, y al siguiente, pedalearé sola y con ritmo.

Con respecto a mi nueva novela, os cuento que el folio en blanco lo abrí el miércoles y ese día escribí media página, tal cual, pasé más tiempo decidiendo los nombres de los personajes, lo confieso.

Peeero, ayer jueves, y teniendo en cuenta que estuve ocupada con otras cosillas, logré escribir 5 folios de golpe y estructurar el resto del capítulo y el siguiente. Eeeeehhh, eso está muy pero que muy bien, os lo aseguro, espero que siga así.

¿Qué os puedo contar de la nueva novela? No mucho, no voy a revelar gran cosa en estas entradas llenas de desvaríos, lo siento, aunque algo sí caerá 😛

¿Qué hay en esos cinco folios? Bueno, he presentado al personaje masculino y he dado las trazas de su historia y el porqué van a pasar las cosas que van a pasar.

Aquellos que han llegado a leer esta entrada entera, han demostrado estar interesados de verdad de la buena en lo que tengo que decir, y por tanto supongo que también les puede interesar la novela. Así que, en agradecimiento, os revelaré que esta nueva historia estará ambientada en la España del Renacimiento, aunque no se precisará ni el lugar exacto, ni la época concreta. ¿Por qué? Ya lo descubriréis. Es romántica, por supuestísimo, y es de misterio.

¡¡¡Basta!!!! Ya no digo más, que sino luego no tiene gracia!!!!

Bueno, amigos, ya os dejo. Lo que comenzó siendo una entrada espontánea se está convirtiendo en un testamento. Espero no haberos aburrido y si estáis interesados en los progresos de esta nueva novela, que vamos a llamar… no sé… “El desarrollo del folio”, seguid por aquí, si dejáis vuestro comentario mucho mejor, ya sabéis que un blog sin comentarios es como un hogar sin perro 😉

¡¡¡Hasta la próxima!!!

“SCHERZO” EN OFERTA EN AMAZON 0.99


Poco más he de añadir al título de la entrada jajajaja Pues eso, que dejo el anuncio por aquí porque me hace ilusión estar en oferta ( no sé cómo ha sonado eso 😛 ) y porque algunos me habéis preguntado por privado por mis libros, así que ahí tenéis una buena oportunidad de haceros con él sin desembolsar mucho, así si no os gusta no os dolerá el costado y si os gusta, pues lo mismo os apetece seguir leyendo cositas mías, ¿no?

Que sí, que sí, que ya lo sé, que me promociono muy mal, pero ya os lo había dicho antes, ¿no?

¡¡TODO EL MUNDO A COMPRAR #SCHERZO ANTES DE QUE SE ACABE LA OFERTA!!!!!!

 

EL ESTRÉS DE CAER BIEN


¡¡Hola!!! Hace tiempo que no actualizo, pero es por un buen motivo, estoy metida de lleno en varios proyectos y estoy siendo buena con las fechas que me pongo 😛

Sin embargo, llevo un tiempo deseando expresar algo que me roe la cabeza como un run run. Tal vez he elegido este día para escribirlo como un desahogo, porque entrar hoy a las páginas sociales es como entrar en un agujero oscuro de polémica y mal rollo.

 

Pero es que esta situación yo la llevo notando desde que comencé a publicar, y francamente, me parece tan triste…

Escribir es la cosa más bonita del mundo (para los escritores al menos debería de ser así). Nuestra vida es escribir, lo hacemos porque es nuestra pasión, porque amamos nuestro trabajo, porque creemos en él. Deseamos compartirlo, que la gente nos lea y, si conseguimos llegarles al corazón… ¡Madre mía!

Antes, (en ese época que dicen los antepasados que existió antes de la era de internet y en la que, según cuenta la leyenda, la gente solía respetar y apreciar más aquello que otros creaban), comprabas un libro, lo leías, te gustaba o no, y bueno, ahí se quedaba la cosa. Comentabas con tus amigos, lo recomendabas, o no.

¿El autor? Era ese personaje alto como las estrellas e inalcanzable, con el que conectabas, o no. Con suerte y si eras atrevido, le mandabas una carta que podía leer… o no. Y oye, no pasaba nada, ese escritor seguía escribiendo, los lectores compraban sus libros o no, los editores le publicaban si vendía, y la verdad es que a todo el mundo le importaba un pito que el tipo fuera unas sonajas o un “malafollá”, lo que realmente importaba, era lo que en verdad debería de importar: su libro, su forma de escribir y transmitir.

Hoy, en esta maravillosa época en la que internet nos da todo, todito todo (bueno o malo), contamos con la gran ventaja de tener a los autores al alcance de un clic. Más cerca que nunca a pesar de las distancia. ¡Qué maravilla!

 

Y sip, es maravilloso, salvo porque, como solemos hacer las personas con todas las cosas buenas, al final, acabamos desvirtuando lo que debería ser considerado como un avance.

Porque claro, ahora puedo escribir al autor y el autor puede contestarme. ¡Bieeeennn! Así que, le escribo a ese autor cuando a mí me apetezca o cuando pueda, claro, que tengo vida. Pero, aaaamigo, ¡que le he escrito y no me ha contestado!!!!!! ¡¡Que ni siquiera se ha molestado en abrir mi mensaje!!! O lo que es peor, el delito de delitos: ¡¡¡Que me ha dejado en visto!!!!!

Vayamos más allá, (y espero por favor que nadie se enfade). Que me ha gustado mogollón su libro y le he hecho una reseña más preciosa que todas las cosas. ¿Por qué no me comenta????? Uhmmm

Porque claro, el autor no puede tener un mal día, tener una diarrea que no le permita levantarse del retrete, estar en el súper y ver el mensaje a toda prisa y después olvidar responderlo (porque algunos son despistados, oigan), o no sé… ¿a lo mejor está escribiendo? O viviendo, quién sabe.

¡Ojo! Que este avance es maravilloso, de verdad que sí. Es increíble poder conocer las opiniones de los lectores, interactuar con ellos, vivir tus historias junto a ellos. Que el hecho de que un lector dedique parte de su tiempo a leer lo que has escrito, a escribirte, a dejarte un comentario, a crearte fichas, reseñas… Buf, eso es la releche, en serio. La de gente que se mete los currazos por amor a la literatura, sin cobrar nada, solo por placer y por amor a sus autores y libros, eso es… Es que no hay palabras, en serio.

Me gustaría ser clara y que nadie se sienta atacado, por Dios, eso es lo que menos quiero, justo porque soy la persona a la que menos les gustan las polémicas del mundo.

A donde quiero llegar es a algo que parece que cada vez se ve menos en este mundillo: respetémonos, señores. TODOS.

Un escritor escribe, trata de conectar con los lectores, debe atenderlos, claro que sí, porque no te lleva apenas tiempo responder un mensaje y ser amable con la gente, agradecer cuando te hacen un comentario, cuando te dan un consejo. Pero, el escritor es una persona. Sí señor, con sus pros y sus contras, y no puede estar en mil sitios a la vez. A veces se le puede pasar, o puede tener un mal día, eso no lo convierte en un ogro, o quién sabe, lo mismo es un ogro, pero sigue escribiendo como un dios. ¿Se merece ser vapuleado como autor por no ser simpático? No sé… Esto hay que meditarlo.

Y oye, luego está el autor que trata de atender a todo el mundo, de no meterse en líos, de estar bien con todos, pero mira tú qué cosas, que es amigo de ese tipo antipático que te dejó en visto… Uhmmm

Pues paso de leer nada suyo, que me cae gordo, ea. O, vayamos de nuevo un poquito más lejos, eh? (Y espero que nadie se dé por aludido). No me he leído su libro, o lo he hecho y no me ha desagradado, pero, como me cae gordo, le voy a plantar un comentario negativo en amazon que eso siempre jode. Sí, señor.

Y ahí tenemos a ese pobre autor que acaba de llegar al mundo como quien dice, que ve cómo los puñales vuelan de aquí para allá, que no comprende qué ha hecho uno o qué ha podido ofender al otro…

Y en ocasiones lo que desea es esconder la cabeza debajo de tierra y desaparecer de este mundillo tan maravilloso y que tanto le gusta. ¡¡Porque ama escribir, oigan, y quiere que le lean, pero no soporta los malos rollos!!

Y, lo que debería ser algo genial y digno de celebrar, se convierte en un estrés diario. ¿Cómo demostrar que en realidad soy un tío guay? Oye que escribo con pasión, que me gusta atender a mis lectores, que soy de sonrisa fácil y que la gente que me conoce dice que soy buena gente, de verdad de la buena, ¿eh?

¿Cómo te demuestro que soy un tío cojonudo????? ¿Por qué no te gusto? ¿Por qué te caigo mal????

Vale, creo que ya se me está yendo la olla más de la cuenta… Voy a resumir el mensaje de esta entrada:

¡¡¡¡¡¡RESPETO!!!!!!!!! COMPRENSIÓN, ACEPTACIÓN, TOLERANCIA.

Vamos a dejar de meter baza en polémicas, vamos a molestarnos en leer un libro antes de pretender hundirlo, y aunque no nos guste, ¿y si probamos a decirle amablemente a ese escritor lo que creemos que ha hecho mal, para ayudarlo a mejorar?

Vamos a dejar de juzgar  a las personas sin conocerlas, que ni todo el mundo es tan súper mega chachi, ni todos son tan “hioputas” (palabro granadino), que las personas, son eso, personas, con vidas. Vamos a procurar tratar a la gente como nos gustaría que nos trataran a nosotros, ¿qué os parece?

Para terminar, me gustaría aclarar que he escrito esta entrada centrada en escritores porque es lo que soy, pero creo que bien se puede aplicar al mundo de los blogueros, editores, ilustradores, organizadores de eventos, etc…

¡Vamos a dejar de tirar mierda sobre nuestra propia casa, señores! El lograr que en España se le dé a la cultura el respeto que se merece, depende principalmente de los que estamos encargados de producirla.

Y ya me callo. Por favor, que nadie se ofenda por mis idas de olla y mis reflexiones chorras. Que yo soy ese autor que quiere llevarse bien con todos, que rehúye de los follones y de los malos rollos y que lo único que desea es escribir, transmitir y llegar al lector (al que, personalmente, me preocupo de cuidar y de demostrar constantemente mi agradecimiento y mi respeto).

¡¡¡Adiós!!!!

 

 

 

 

 

 

 

Winter Love – Estefanía Jiménez, Moruena Estríngana, Mónica Maier, Mariah Evans


RESEÑA “WINTER LOVE” DE PARAISO DE LOS LIBROS PERDIDOS. ¡¡¡GRACIAS!!!

PARAÍSO de los LIBROS PerdidoS

Ediciones Kiwi sorprende con un libro que reúne cuatro relatos de cuatro autoras muy diferentes. Tras Summer Love, la primera entrega de A Year Of Love, llega Winter Love, un recopilatorio de historias cargadas de sentimiento y muy variadas.

phpthumb_generated_thumbnail-4

Sinopsis:

La Navidad es esa época del año en la que un milagro siempre es posible… y precisamente un milagro es lo que necesitan estos personajes para que su historia termine bien.
Cuatro historias en las que la Navidad tendrá un papel protagonista, pero sobre todo cuatro historias llenas de romanticismo, familia y atracción.
Mariah Evans nos abrigará con su Dime que me quieres… ¡Y pásame el abrigo!, Estefanía Jiménez lo adornará todo con su Atrezo, Mónica Maier traerá la nieve con su Cuando pase la tormenta y Moruena Estríngana nos hará creer en la estrella de oriente con Promesa bajo la Estrella de Oriente.
¡Vive una Navidad en la que…

Ver la entrada original 649 palabras más

Un regalo para Navidad: “Deseos”


Para leerlo solo necesitáis pinchar en la imagen, para descargarlo pinchad en la imagen con el botón derecho y dadle a  guardar, así de fácil 🙂

port-deseos deseos

¡¡Hola, hola!!

Como resulta que me encanta el día de la lotería por la cantidad de emociones que suelen derramarse, he pensado en elegir este día para haceros un regalillo.

Se trata de una novela breve que escribí hace unos años: “Deseos”. Le he lavado la cara y se la he pasado a mi estilista personal, mi marido, para que la maquete y haga esta preciosa portada que… ¡Ay, omá qué bonita es!!!! ❤ ❤ ❤ ❤ ❤ ❤

Como anécdota deciros que esta historia fue un reto de una amiga, Sofía Aguerre, en nuestro antiguo foro literario: ¿Serías capaz de sacar a un personaje de tu libro?

Como por aquel entonces acababa de terminar de escribir “Scherzo”, ¿adivináis a quién elegí? Jejejeje ¿Cómo se desenvolverá un violinista egocéntrico y mega sexy del siglo XVIII en la Navidad de nuestra época?

¡¡Espero que os guste!!! ¡¡¡Feliz Navidad a todos!!!!

Navidad checa II: Costumbres y tradiciones.


¡¡Hola de nuevo!!

Tengo que comenzar esta entrada diciendo que, después del atentado del lunes contra el mercadillo de Navidad en Berlín, y la triste coincidencia con mi anterior entrada, me quedé un poco tocada y se me fueron las ganas de seguir contándoos cosas sobre la Navidad en la República Checa.

Por fortuna he recapacitado sobre esto. Dejar de hacer cosas que nos gustan sería como darles un triunfo más a los que creen en el terror como medio de conseguir las cosas. Puede que yo sea un pequeño granito de arena, pero muchos millones de granitos hacen todo un desierto (o una playa 😉 ).

Dicho esto, hoy os traigo algunas costumbres checas que se llevan a cabo en esta época, son de esas curiosidades con tradición que a mí personalmente me encantan.

Lo que más me gusta de la época navideña son sin duda los prolegómenos, es decir, todos los rituales y costumbres previas a la noche del veinticuatro de diciembre.

Una muy popular en la República Checa es la llamada Barborka. El día cuatro de diciembre, día de santa Bárbara, las muchachas solteras cortan una rama de un cerezo de al menos diez años. Si esta rama florece el día de Nochebuena significa que al próximo año encontrarán novio.

Aunque hay otra forma más rápida para saber si una chica va a casarse o no próximamente. El día de Nochebuena se coloca de espaldas a la puerta y lanza una zapatilla por encima de su cabeza. Si esta cae con el talón de cara a la puerta, significa que se quedará un año más en casa. Si por el contrario es la punta la que señala la salida, la joven pronto dejará la casa de sus padres 😛

Otra costumbre preciosa es la de hacer un barquito con la cáscara de una nuez y ponerlo a flotar. El tiempo que tarde en hundirse y la forma en la que flote, determinará tu suerte y salud durante el año. No puedo evitar imaginarme a Hana con un Vlad ilusionado partiendo nueces y poniendo las cáscaras a flotar en un cuenco 😀

Y, cómo no, ¡¡¡tenemos a San Nicolás!!!!

A partir del día cinco de diciembre, San Nicolás, con un hábito de obispo, recorrerás todo el país en la compañía de unos personajes curiosos: un ángel y un demonio.

Pasearán en procesión por las calles, arrastrando cadenas y haciendo ruido para avisar de su presencia e irán casa por casa para preguntar a los niños qué tal se han portado, aunque ellos tienen su propio registro, quieren escuchar lo que el niño tiene que decir 😉 Estos se preparan poesías y canciones para deleitar al santo y obtener su recompensa.

Si el pequeño ha sido bueno durante el año, San Nicolás le dará un regalito, generalmente chocolatinas o golosinas; si por el contrario fue malo, solo le dejará una patata o un pedazo de carbón. El demonio estará allí para asustar a los niños, mientras que el ángel tratará de interceder por él con San Nicolás.

A pesar de ser criaturas mágicas, hay ocasiones en las que no les da tiempo a presentarse en persona en las casas, pero no pasa nada, porque si el niño cuelga un calcetín en la ventana San Nicolás le dejará su regalito.

Por supuesto, como la curiosidad me puede con estas tradiciones, he buscado de dónde viene la costumbre 😛 Al parecer el mito se basa en san Nicolás de Bari, un obispo del siglo IV, del que se dice que tenía especial cariño por los niños a los que siempre les estaba ofreciendo pequeños regalos. También se dice que regaló a unas chicas muy pobres bolsas con monedas de oro para que pudieran ofrecer una dote para casarse. Cuenta la leyenda que como lo hizo en secreto, tuvo que entrar por la noche a través de la ventana de la casa de las muchachas para dejar su regalo, de ahí el origen de la tradición actual.

Os animo a que leáis la historia de este santo, al que también se le atribuyen varios milagros, porque es muy interesante. No os la cuento entera porque no quiero aburriros con una entrada muy larga.

Pero no me gustaría irme sin hacer mención a que San Nicolás también tiene claras connotaciones paganas y paralelismos, por ejemplo, con el dios Odín. No me voy a poner cansina con lo de las leyendas paganas, que ya sabéis que me pierdo :P, solo hacer hincapié en que hubo un tiempo en el que la Iglesia quiso acabar con esta tradición… Por algo sería 😛

¡Pronto es Nochebuena!!! ¿Habéis sido buenos? Nos vemos en la próxima entrada 😉

Navidad Checa I


¡Hola de nuevo, gente curiosa!

Navidad,  Navidad… ¡Cómo me gusta la Navidad! ¿Y sabéis qué es otra cosa que me encanta de esta fiesta? Saber cómo la celebran en otras partes, ¿a vosotros no os da curiosidad? ¿Qué os parece si en estas fiestas hacemos un viaje virtual?

Y… ¿Dónde podemos ir?

Bueno, ya que he conseguido despertar vuestra curiosidad por la República Checa con “Scherzo” y “Preludio”, ¿qué os parece si os llevo allí a pasar la fiestas? ¿Queréis saber cómo celebraban la Navidad Václav, Aileen, Asher, Hana, Danica y Jules? ¡Pues seguidme! 😉

En la República Checa hay una gran tradición de mercadillos y bazares y, como podéis imaginar, los que se instalan en Navidad son los más bonitos de todos.

En Praga encontraremos los más importantes en la Plaza Wenceslao y en la plaza de la Ciudad Vieja que permanecerán abiertos desde el uno de diciembre hasta el uno de enero.

Hay cositas para todos los gustos, aunque a mí personalmente me fascinan las cosas que se hacen con madera, no solo las típicas e impresionantes marionetas checas, sino también los juguetes, collares y los  adornos navideños tallados. Son también muy famosas las figuritas hechas con hojas de maíz o paja.

El placer de las compras se incrementa con los puestos de dulces típicos, castañas, mazorcas y bebidas calientes como el ponche o el aguamiel. ¡Y qué decir de esos puestos de salchichas gigantes y baratísimas!!! Ay, Señor, el olorcico te acompaña durante todo el paseo, en cualquier época del año, torturando tus tripas cruelmente hasta que caes en la tentación. Con una Pilsner Urquel, mucho mejor 😉

La iluminación, los árboles de Navidad, los pesebres… Y cómo no, ¡conciertos! Ya sabéis que Praga es ciudad de música, por algo nuestro Václav se instaló en ella buscando fortuna 😉

Si ya de por sí es bastante común ir paseando por Praga y que se te acerque alguien con publicidad de un concierto en alguna iglesia, podéis imaginar en Navidad. Certámenes de música clásica, villancicos tradicionales… ¡Una maravilla para los melómanos como yo!

Además de los árboles, los nacimientos o los calendarios de adviento, los checos tienen las coronas de adviento, entretejidas con ramas verdes y decoradas con piñas y cintas, pueden llegar a ser auténticas obras de arte.

En la corona se colocan cuatro velas que representarán cada domingo del adviento; en cada uno de ellos se irá encendiendo una de las velas hasta que el último domingo arden las cuatro velas, una preciosidad. Lo que simbolizan estas llamas en aumento es la proximidad del nacimiento de Jesús, aunque hoy en día es una tradición más, seas o no cristiano.

Y por hoy lo dejo aquí, que no quiero cansaros, mañana os contaré más cositas, como la tradición de las Barbokas, o la leyenda de San Nicolás y el diablo, que me encanta. Si os ha gustado esta entrada, ¡estad atentos! ¡¡Adiós!!!

15416993_1624349284245212_1071688628_n

 

 

Nota: Las fotos y gifs usados en esta entrada no son de mi propiedad, sino que las he cogido de internet. Si alguien siente que he violado sus derechos de algún modo, por favor que me lo diga y las retiraré inmediatamente.