TULIPANES-MITO DE PERSÉFONE


 

 

"TULIPANES"- MARIA TERESA GARCÍA ARENAS

MÁS PINTURAS DE MARIA TERESA GARCÍA:

MARGARITAS-OTOÑO

¡DESPIERTA!-PAISAJE AZUL

VISTAS DE LA ALHAMBRA – EL NOMBRE DE LA ALHAMBRA

Este cuadro de Mari Tere me inspiraba algo relacionado con la primavera, así que no se me ocurrió nada más adecuado que contaros el mito griego de la creación de las estaciones del año, una historia muy bonita sobre el amor de una madre por su hija. 

De este modo abrimos una nueva sección en nuestro blog dedicada a la mitología, espero que os guste.

ESTEFANÍA JIMÉNEZ

 

Perséfone era hija de Zeus y Deméter, diosa de la Tierra.

Hades, dios del inframundo y hermano de Zeus, se enamoró de la joven, pero Deméter adoraba a su hija y se negó a consentir dicho enlace pues no quería separarse de ella.

Hades acudió a su hermano Zeus y entre los dos idearon un plan.

Una mañana, estando Deméter ausente, Perséfone fue a recoger flores al llano de Enna, en Sicilia, junto a unas ninfas. Hades salió entonces del suelo y la secuestró. La llevó junto a él al inframundo y la convirtió en su esposa.

Cuando Deméter se dio cuenta de la desaparición de su hija, castigó a las ninfas por no haberla ayudado convirtiéndolas en sirenas.

Quedó desolada y se dedicó a buscarla con desesperación, abandonando todas sus obligaciones. La Tierra quedó paralizada; en consecuencia, las plantas murieron y el hambre lo devastó todo.

Después de un tiempo, Zeus fue incapaz de seguir viendo cómo sufría la Tierra y obligó a Hades a devolver a Perséfone.

Hermes, mensajero de los dioses, fue enviado para rescatarla, pero Hades, poco dispuesto a dejar marchar a su bella esposa, la engañó. La instó a comer semillas de granada, fruto de los muertos, antes de partir. Con esto bastó para que la muchacha quedara ligada al inframundo.

Pero Zeus, para tratar de consolar a madre e hija en su desolación, decidió que Perséfone repartiera el tiempo entre ambos mundos, convirtiéndose así a la vez en diosa de los infiernos y de la renovación de la tierra.

Cuando Deméter y su hija estaban juntas, la tierra se llenaba de vida. Florecían las plantas y el mundo se cubría de frutos y vegetación. Pero cuando Perséfone, volvía a los infiernos, la tierra de nuevo se volvía mustia, gris y estéril.

Fue así, por tanto, como gracias a Deméter y Perséfone nacieron las distintas estaciones del año.

Anuncios

Un pensamiento en “TULIPANES-MITO DE PERSÉFONE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s