EL QUE SE FUE A SEVILLA PERDIÓ SU SILLA


¿Quién no ha escuchado esta expresión alguna vez cuando alguien se marcha y al regresar reclama su sitio cuando lo encuentra ocupado por otro? Pues, como en la mayoría de los casos, también se esconde una interesante historia tras ella.

ESTEFANÍA JIMÉNEZ

Los Fonseca eran una familia noble de origen portugués allá en el siglo XV, durante el reinado de Enrique IV de Trastámara (1425-1474). Varios de sus miembros tenían responsabilidades eclesiásticas y por tanto la familia tenía mucha influencia en la Iglesia.

Siendo Alonso de Fonseca arzobispo de Sevilla, se nombró a su sobrino (que tenía el mismo nombre y apellido) arzobispo de Santiago de Compostela.

Cuando el joven sobrino fue a tomar posesión del arzobispado, lo encontró involucrado en unos graves conflictos que afectaban al reino de Galicia. Al no poder dominar la situación pidió ayuda a su tío y, éste se ofreció para adelantarse a Santiago para allanarle las dificultades, pero a cambio, le pidió a su sobrino que lo reemplazase en su sede en Sevilla.

Cuando Alonso de Fonseca tío solucionó los problemas de la diócesis compostelana, volvió a Sevilla a recuperar su diócesis; pero el sobrino se negó a devolverle su cargo alegando que el cambio había sido permanente. Incluso la intervención del Papa fue insuficiente, viéndose obligado el rey Enrique a intervenir para solucionar el asunto.

El joven Alonso de Fonseca, una vez que regresó a Santiago, terminó preso y sentenciado a cinco años de condena por otros delitos, pero su carrera continuó y llegó a ocupar los más altos cargos eclesiásticos, teniendo que ceder su arzobispado a su propio hijo.

Toda la historia del arzobispado de Sevilla causó un gran revuelo en la época, y la frase comenzó a usarse entonces de esta forma: quien se fue de Sevilla perdió su silla.

Al parecer, con el transcurso de los años, la frase ha cambiado a tal y como ahora la conocemos.

 

OTRAS EXPRESIONES:

DECIR JESÚS AL ESTORNUDAR

¿POR QUÉ DECIMOS IRSE DE PICOS PARDOS?

A BUENAS HORAS MANGAS VERDES

Anuncios

2 pensamientos en “EL QUE SE FUE A SEVILLA PERDIÓ SU SILLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s