CATEDRAL DE JAÉN


Me han pedido en varias ocasiones que abra un tema dedicado a la catedral de La Asunción de la Virgen de Jaén con motivo de apoyar su candidatura a ser reconocida como Patrimonio de la Humanidad. Después de estudiar sobre el tema debo reconocer que es muy interesante, no sólo por la grandiosidad de la construcción, sino también por todos los grandes misterios y curiosidades que la catedral encierra.

Pero sería un artículo interminable si expusiera en él todo lo que hay que decir al respecto; así que he decidido dedicarle varias entradas en Ecos de la Distancia. De este modo espero dar la oportunidad a otras personas de aportar sus conocimientos y colaborar conmigo.

Yo por mi parte comenzaré hablando un poco de la historia de su construcción; pero como ya sabéis las leyendas y los misterios son lo mío, así que guardo alguna cosilla curiosa  para las futuras entradas, por lo tanto no me perdáis la pista.

ESTEFANÍA JIMÉNEZ

La catedral de la Asunción fue edificada, como otras muchas catedrales andaluzas, sobre el solar de la antigua mezquita mayor musulmana. Fue convertida en iglesia mayor, cuando Fernando III, el santo, en el año 1249 reconquistó la ciudad de Jaén.

En un principio se proyectó su construcción en estilo gótico, pero, tras sufrir graves desperfectos por la incursión árabe en el año 1368, se tiene que derribar para continuar otra nueva.

Comenzó a construirse la nueva iglesia en 1492 bajo el obispado de don Luis de Osorio. Las obras continuaron hasta 1510, pero en 1525 hubo de derribarse parte de la construcción por amenaza de ruina.

Las obras se fueron realizando en diferentes fases, de ahí los diferentes estilos que en ella se entremezclan. Pueden observarse incluso resto de la catedral gótica inicial, principalmente en la parte baja de su cara oriental, perteneciendo a ellos la famosa «Mona» o «Bafumet», que, tocada con un turbante, se observa sentada sobre una esquina del friso gótico.

Por encargo del obispo Esteban Gabriel Merino, Pedro de Vandelvira se hizo cargo del proyecto inicial en 1534 y el comienzo de las obras en 1540. A su muerte en 1562, lo sucedió su hijo Andrés de Vandelvira.

La magnitud de tal construcción obligó a Vandelvira a trasladar su residencia a Jaén, donde trabajó en sus obras hasta que falleció en 1575 y le sucedió su discípulo Alonso Barba.

Vandelvira comenzó los trabajos por la cabecera del templo, conservando algunos muros y basamentos de las obras anteriores a cargo de P. López.

No me extenderé en describir la genialidad de su construcción arquitectónica ya que podemos encontrar los detalles en cualquier enciclopedia o web (y principalmente porque no entiendo nada de arquitectura y me sentiría como una farsante hablando de ello).

La Sacristía se acabó en 1556, y junto a la Sala Capitular, se convirtieron en dos grandes obras maestras de la arquitectura renacentista de Andalucía. También a Vandelvira debemos la cripta de la catedral; y además se le atribuye la realización del Ecce Homo que se encuentra en el testero de la parte derecha del crucero.

Posteriormente, Juan de Aranda y Salazar, en 1634; y Eufrasio López de Rojas, en 1659, desarrollan una importante actividad artística, representando a la tradición manierista y los comienzos del barroco, respectivamente.

A López de Rojas debemos el diseño de la grandiosa fachada principal que acaba de construirse en el año 1688, destacando su magnífica conjunción entre arquitectura y escultura, tanto de estatuas como de relieves; que se convierte en una de las obras más importantes de toda la arquitectura española del s. XVII.

José Gallego es el encargado de culminar las obras.  Suyo es el grandioso coro de la catedral, en medio de la nave central, con magnífico testero y bella sillería. El trascoro, es muy notable y en su centro hay una hermosísima “Sagrada Familia” de Salvador Maella.

A pesar de los diversos arquitectos que pasaron por su construcción, la catedral se realizó siguiendo las trazas que dejaron los Vandelvira, de ahí esa sensación de unidad y equilibrio.

En las naves laterales hay diecisiete capillas con pinturas y esculturas de los siglos XVII y XVIII.

En la catedral podemos encontrar el Museo Catedralicio con piezas exquisitas y de gran valor; así como el Archivo Diocesano, en las galerías altas del templo, donde aparte de sus tesoros documentales, podemos contemplar el templo y sus alrededores desde sus balcones.

La catedral custodia además entre otras obras de arte y objetos religiosos, la reliquia del Santo Rostro o «La Verónica», alojada en la capilla mayor, y que se expone ante el público todos los viernes.  

La tabla de la Santa Faz se encuentra colocada en un marco de plata con piedras preciosas engastadas. A su vez este se custodia en un arca dorada.

Esta joya fue realizada por el platero cordobés José Francisco de Valderrama en 1731. En ella se incluyeron 191 rubíes, 193 diamantes y 210 esmeraldas. En 1814, la duquesa de Montemar donó un lazo de brillantes que desapareció en la Guerra Civil, por lo que fue sustituido por otro, donado por la marquesa del rincón de San Ildefonso. En la parte posterior la tabla lleva una inscripción en latín alusiva al autor y a la fecha de realización.

Como dije al principio, en la actualidad, el Ayuntamiento de Jaén y la Junta de Andalucía, están trabajando para lograr anexionar la Catedral al expediente de Patrimonio de la Humanidad de Úbeda y Baeza.

Para ello se ha contratado a un equipo multidisciplinar que elabora un estudio de la catedral jiennense. Esperemos que lo consigan, porque realmente es una obra de arte digna de ser reconocida mundialmente, aunque esto haya dado lugar a que ahora para visitarla haya que pagar entrada (esto ha sido muy criticado, pero hay que recordar que no es la primera catedral que cobra por ser vista, ahí tenemos la Mezquita de Córdoba, la catedral de Burgos, etc, etc).

 

ENTRADAS RELACIONADAS:

LEYENDA DE NUESTRO PADRE JESÚS (JAÉN)-EL ABUELO

Anuncios

7 pensamientos en “CATEDRAL DE JAÉN

  1. Es una fábrica que llama poderosamente la atención por su belleza y armonía, por sus proporciones despejadas pero acomodadas y justas, por la blancura de su presentación… Me encanta visitarla cuando por Jaén aparezco, me parece una gran joya. Y ya te agradezco la noticia de ese Bafomet por el que me interesaré hasta descubrilo.
    Gracias por tu trabajo, resultado de una inmersión por tu cuaderno. Un abrazo.

    Me gusta

  2. Tengo que decir que si alguien decide visitar la Catedral de Jaén,se pasen a ver el nuevo emplazamiento de Nuestro Padre Jesús.Me parece que han sabido combinar la arquitectura original o lo que quedaba de ella con la moderna perfectamente,no desentona y han respetado las molduras tal y como estaban y la poca policromía que quedaba.Cuando estaba en ruinas,mi abuela(como no)me llevaba por la parte de atrás,la que daba al callejón de las pellurras como nosotros lo llamábamos o Barranco de los Escuderos que es su nombre.Allí había una especie de capilla muy pequeña y en ruinas con unos azulejos pequeñitos en las paredes con escenas del Abuelo en distintas zonas de la ciudad,eran preciosos no se si se conservará algo de eso o si se habrá destruido como el acueducto romano que había enfrente ahora tristemente sustituido por un magnífico bloque de pisos.

    Me gusta

  3. No la nombrarán patrimonio de la humanidad como sigan dejando que la fachada oriental,la que pertenece al antiguo templo gótico,se caiga a pedazos.Hace un par de semanas me di una vuelta por allí(de vez en cuando me escapo y voy a ver la catedral porque me parece fascinante)y vi con tristeza como el relieve que hay en la fachada gótica,la que da a la calle Valparaíso creo que se llama o callejón de la mona(haciendo referencia al bafomet)como dice mi tio Tochi,está destrozado.Hay una gárgola,creo que es,o un desagüe con forma de dragon que tiene la cabeza cortada.Es una lástima,el relieve con las flores de lis del obispo Alonso Suárez tambien está desapareciendo y si seguimos así,desaparecerá el bafomet ya que está muy deteriorado.Si que es digno de ver la sacristía que es una obra maestra del Renacimiento y la cripta donde mi abuela me llevaba a misa.Me fascinaba ver los nombres de los muertos en la Guerra Civil y subíamos al Sagrario por una especie de pasadizo con unas escalerillas muy estrechas.

    Me gusta

      • Si pero es que no hace tanto que arreglaron los tejados o por lo menos yo lo vi en las noticias.Y lo del deterioro es a causa del vandalismo me parece porque el agua no le corta a una gárgola la cabeza.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s