EL CUADRO DE LA MECEDORA (CATEDRAL DE JAÉN)


Hoy vuelvo a dedicarle mi entrada a la Catedral de Jaén (ya os dije que era un tema que  daba para mucho, ;D).

Esta vez voy a contaros una leyenda. Ya os habréis dado cuenta que la magia y lo sobrenatural se respiran a raudales en esta ciudad, su magistral catedral no iba a ser menos.

Esta leyenda no es mía, desde luego, pero confieso que la he adornado un poquito para hacerla más atractiva, aunque por supuesto no he cambiado ni un ápice de su esencia. Ojalá os guste.

ESTEFANÍA JIMÉNEZ

 

Se cuenta que hace muchos años, un niño pobre y huérfano de 6 años encontró cobijo dentro de la Catedral, donde se sentía seguro haciendo caso omiso de las habladurías sobre fantasmas y aparecidos. 

Una noche, se quedó dormido delante de un cuadro de una mecedora con una mujer y un bebé. Cuando cerraron el templo y todo quedó en silencio, el niño oyó unos llantos y un ruido de mecedora.

Pretendió ignorarlo, pero el ruido se volvió más fuerte. El pequeño cerró los ojos con fuerza y deseó que todo fuera producto de su imaginación. Sin embargo llegó el momento en que le pareció escuchar el ruido detrás de él. Un escalofrío recorrió su espalda mientras sentía pánico y a la vez curiosidad por mirar directamente a aquel cuadro.

No pudo soportarlo más y se giró veloz y aterrado para enfrentarse a sus miedos. Arrugó los ojos para adaptarlos a la oscuridad y escrutó la pintura. Algo no estaba igual… ¡El bebé había desaparecido!

Muy asustado y nervioso examinó la oscuridad con sus ojos cuajados de lágrimas. Entonces lo vio: ¡el bebé estaba delante de él con una extraña sonrisa dibujada en su angelical rostro!

El niño quedó petrificado por el miedo. ¿Cuántas veces había escuchado él las terribles leyendas? Sentía un frío terrible y era incapaz de escapar a la atenta mirada de aquel bebé.

Nunca había tenido miedo a lo que decían que acontecían cuando las puertas de la Catedral se cerraban, ¿acaso no eran viejos cuentos que se contaban para espantar a los ladrones? Definitivamente, existía un extraño poder sobrenatural en aquellas paredes llenas de historia y secretos.

El pequeño reaccionó al fin y echó a correr  despavorido hacia la puerta, quizás alguien escuchara sus gritos y lo sacara de allí.  Pero entonces volvió a escuchar un estremecedor ruido a su espalda. Aterrado, casi conociendo lo que vendría después, lanzó una última mirada al cuadro. La madre del bebé no se encontraba en él. A penas fue consciente del momento en el que ella le quitó la vida.

Desde entonces, minutos antes de cerrar, cuentan que suele verse a un niño correteando por la Catedral. Dicen que son muchos los que lo han visto, incluso algunos personajes notables como el ex-obispo de Jaén Santiago García Aracil.

ENTRADAS RELACIONADAS:

CATEDRAL DE JAÉN 

EL SANTO REINO Y LOS TEMPLARIOS

OTRAS LEYENDAS DE JAÉN:

LEYENDA DE LA CABEZA DE LA IGLESIA DE SAN ILDEFONSO (JAÉN)

LEYENDA DE LA CALLE ELVIRA (JAÉN-GRANADA)-ELVIRA

LEYENDA DE NUESTRO PADRE JESÚS (JAÉN)-EL ABUELO

CUENTO DE LAS TRES HERMANAS 

LEYENDA DE LAS TRES MORILLAS 

FANTASMAS EN EL CASTILLO DE SANTA CATALINA (JAÉN)

Anuncios

3 pensamientos en “EL CUADRO DE LA MECEDORA (CATEDRAL DE JAÉN)

  1. Hola Jose, gracias por tu comentario. Verás, esta es una de esas leyendas que alguien tal vez me contó pero que no recordaba del todo. Al buscar información acerca de la catedral de Jaén apareció en la red. Fueron varios los blogs, pero casi todos ellos la habían copiado de Wikipedia.
    A mi la leyenda me sonaba bastante, aunque algo más siniestra; así pues, como no me gusta copiar las cosas tales como las encuentro, decidí escribirla un poco más terrorífica. La verdad es que la versión de wikipedia es un poco sosa, así que jugué un poco con los recuerdos y mi imaginación.
    En cualquier caso creo que puedes encontrarla en google facilmente.
    Estefanía

  2. Es la primera vez que leo esta versión, muy curiosa, del origen de la historia del niño fantasma de la catedral. Estoy interesado en el tema, me gustaría que dijeras de dónde o de quién la has escuchado o leído, es decir, la fuente.
    Gracias, un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s