LA ORDEN DE LA ROSACRUZ


La Orden de la Rosacruz es una orden secreta fundada, según cuentan,  por Christian Rosenkreutz, nacido en 1378 junto al río Reno.

Los rosacruces son personas dedicadas a la investigación, estudio y práctica de enseñanzas espirituales, esotéricas y místicas.

Son muchas las organizaciones esotéricas modernas que reivindican ser las herederas de la legendaria Orden Rosacruz, que se dio a conocer públicamente, tras largos años de vivir en la clandestinidad, en el siglo XVII.

Los primeros seguidores eran, generalmente, identificados como médicos, alquimistas, naturalistas, boticarios, adivinos, filósofos y hombres de los artes, acusados en numerosas ocasiones de herejes por sus opositores.

Los rosacruces se dicen herederos de tradiciones antiguas que remontan a la alquimia medieval, al gnosticismo, al ocultismo, al hermetismo en el antiguo Egipto y a la cabala.

Los símbolos de la Orden suelen estar compuestos por diferentes combinaciones de una o más rosas decorando una cruz; la rosa roja simboliza el alma del hombre evolucionando progresivamente en contacto con el mundo material, y la cruz dorada representa al cuerpo físico del hombre (espíritu y materia).

Aunque en ocasiones también pueden representarse con algunos símbolos geométricos como el círculo, el cuadro y el triángulo, unidos en uno solo. También el símbolo puede estar adornado con símbolos cabalísticos y/o alquímicos, e incluso por símbolos egipcios.

La historia de la Orden está repleta de romanticismo, y por eso son muchos los que opinan que todo es leyenda. Según la Orden Rosacruz, AMORC, ésta habría sido fundada en el antiguo Egipto por el faraón Tutmosis III (1504-1447 a.c.; rival por el trono de una de mis reinas favoritas: Hatshepsut, la única mujer que llegó a ser faraón) quien agrupó a los Iniciados de las antiguas escuelas Osirianas (de las que ya hablamos en Ecos en una entrada algo polémica) en una fraternidad única. Gracias a este faraón, los iniciados que trabajaban en escuelas de misterios con reglamentos propios e independientes, se convirtieron en una única orden regida por un solo código.

Cerca de setenta años después nació el faraón Amenhotep IV (otro de mis ídolos) y con él se produjo una autentica revolución en todos los campos: cultural, social, religioso…

Amenhotep fue admitido muy pronto en la Orden secreta fundada por Tutmosis III convirtiéndose con el tiempo en su Gran Maestro (sin duda este hombre debió poseer una personalidad y un carisma sorprendentes). Tras realizar una serie de importantes reformas, que darían un giro a todas las costumbres tan arraigadas en Egipto, abandonó su antiguo nombre por el de Akhenatón, que significa “Útil a Atón”. Adoptó a Atón, simbolizado por el disco solar, como dios único y verdadero, desafiando al poderoso y enriquecido clero de Amón, cosa que no gustó demasiado en una sociedad politeísta desde hacía tantos años.

Sin embargo, poco tiempo después de su muerte (1.350 a.C.), el clero de Tebas restauró el culto a Amón, con el joven faraón Tutankamón, pero la obra del Akhenatón ya formaba parte de la historia, a pesar de que trataron por todos los medios de borrar su nombre de la ella.

Este movimiento místico surgido entonces en aquel Egipto convulso, es el que se convertirá con el transcurrir de los siglos en el Rosacrucismo. (Espero poder ofreceros en Ecos de la Distancia una entrada dedicada por entero a este personaje tan misterioso y complejo).

Después de Egipto, la hermandad se extendió hasta Grecia y Roma. Después de Cristo, se perpetuó en las sectas gnósticas enemigas irreconciliables del cristianismo inicial y, durante la Edad Media, sus misteriosas enseñanzas vivieron en la clandestinidad, ocultas bajo diversidad de nombres esotéricos. De este modo se fue transmitiendo secretamente hasta su estructuración en el siglo XVII.

Aunque, como ya he dicho, para algunos autores esta historia de sus inicios en el antiguo Egipto no sería más que un mito. Sin embargo, por lo poco que he podido leer sobre la orden, yo sería de las que apoyan la versión de Akhenatón (claro que yo soy una romántica empedernida). Además, debo decir que mientras leía esto no paraba de recordar el artículo que publicó mi hermana sobre Jesús y el culto a Osiris…

Independientemente de este “comienzo”, lo que si parece completamente cierto es que la tradición rosacruz comienza en el siglo XVII. Las primeras referencias históricas a la Orden de la Rosa Cruz proceden de la Fama Fraternitatis, obra esotérica publicada en Kassel, Alemania, en el año 1614, de autor anónimo, que ha sido sin embargo atribuida por varios autores a Johann Valentin Andreae (1586-1654), escritor, matemático, teólogo, místico y reformador social alemán (aunque al parecer no existen pruebas de su autoría). En ella se introduce al peregrino fundador como “Frater C.R.C”.

La “Confessio Fraternitatis” se publicó un año más tarde, y posteriormente las “Bodas Químicas de Christian Rosenkreutz”, que revela por primera vez el nombre del fundador de la Orden como Christian Rosenkreutz.

Los padres de Chirstian Rosenkreutz habrían sido personas ilustres. Su educación comenzó a los cuatro años en una abadía donde aprendió griego, latín, hebraico y magia. Christian Rosenkreuz se habían acogido al catarismo (doctrinas que combinaban creencias gnósticas y cristianas y de las que hablaremos en próximas entradas de Ecos).

Toda la familia fue ejecutada excepto el hijo pequeño, que sólo tenía 5 años de edad. A éste se lo llevó secretamente un monje adepto albigense de Languedoc. El niño fue trasladado a un monasterio de influencia albigense (cátaros), donde fue educado.

 En 1393, acompañado de un monje, visitó Damasco, Egipto y Marruecos, donde estudió durante años con maestros de las ciencias ocultas.

Después de su retorno a Alemania fundó la “Fraternidad de la Rosa Cruz”, de acuerdo con los conocimientos obtenidos por sus maestros árabes, que lo habrían iniciado en el conocimiento de las prácticas ocultistas y sabiduría esotérica. Estaba constituida por un pequeño grupo de no más de ocho personas del que él mismo era el Superior de la Orden (Frater C.R.C). Según parece también pasó cinco años en España.

Más tarde fundó la “Casa Sancti Spiritus” (la Casa del Espíritu Santo) donde, a través de la cura de enfermedades y del amparo de aquellos que necesitaban de ayuda, fueron desarrollandose los trabajos y principios de la fraternidad.

Al parecer, (y digo al parecer porque lo cierto es que yo no lo he leído), según el texto “Fama Fraternitatis”, murió en 1484, y la localización de su tumba permaneció desconocida durante 120 años, hasta 1604, cuando de nuevo fue descubierta. Cuenta además la leyenda que su cuerpo fue descubierto por un Hermano de la Orden en perfecto estado de conservación en una cámara erigida por el propio Rosenkreuz como almacén de sabiduría. La cripta de Rosenkreuz parece estar localizada en el interior de la Tierra, recordando el lema alquimista VITRIOL: Visita Interiora Terrae Rectificando Invenies Occultum Lapidem («Visita el Interior de la Tierra; Rectificando Encontrarás la Lápida Oculta»).

Sin embargo, el nombre de Christian Rosenkreuz podría ser un nombre simbólico, que guarda algunos secretos y misterios en su etimología. Guarda relación con Cristo o Christos o Khrestos, Rosen o Rosa, y Kreuz, o Cruz. Su nombre es un enigma, un secreto que sólo “quién tiene ojos para ver y oídos para entender” es capaz de captar, según algunos textos.

Algunos escritores ocultistas han afirmado que Rosenkreuz reapareció más tarde como el Conde de Saint Germain (1696?–1784), un enigmático personaje que ha sido descrito como cortesano, aventurero, inventor, alquimista, pianista, violinista y compositor aficionado, una figura común en varias historias de temática ocultista. Incluso llegó a identificarse la pintura de Rembrandt «Hombre con armadura» como el retrato de Christian Rosenkreuz, en una manifestación en el siglo XVII.

Pero la naturaleza metafórica de estas leyendas crea un velo de misterio y  ambigüedad en los orígenes del rosacrucismo. Según creen, la apertura de la tumba de Rosenkreuz constituye un modo de referirse a los ciclos de la naturaleza y de los eventos cósmicos; y, también, a la apertura hacia nuevas posibilidades de la humanidad.

En realidad, cuando llegaba el momento de iniciar en un país el resurgimiento cíclico de la Orden, se tomaban las disposiciones necesarias para anunciar la apertura de una “tumba” en la que se encontraba el “cuerpo” de un “Gran Maestro C.R.C.” con joyas raras y manuscritos que habilitaban a los autores del descubrimiento a proceder a su despertar para un nuevo ciclo de actividad. Sin embargo esta teoría no es compartida por todos los autores.

La existencia o no de Christian Rosenkreuz divide a los rosacruces actuales. Algunos la aceptan como un hecho histórico, mientras que otros la consideran una leyenda plagada de tintes simbólicos y referencias esotéricas, e incluso otros afirman que el mítico fundador de la Orden no fue más que un seudónimo usado por ciertos personajes históricos como Francis Bacon, por ejemplo, para ocultar su verdadera identidad.

Según la tradición rosacruz, los manifiestos a los que antes nos referíamos, constituían uno de los elementos preparatorios para ese resurgimiento cíclico de la Orden, conforme a la ley que la rige, según la cual después de un período activo de 108 años, entra en un período equivalente de sueño, para reiniciar 108 años más tarde sus actividades públicas.

Existen otras leyendas menos conocidas acerca de la fundación de la Orden, como la que defendía otra orden llamada Rosacruz de Oro, la cual disponía que ésta había sido creada en el año 46 cuando un sabio gnóstico de Alejandría, llamado Ormus y seis discípulos fueron convertidos por Marcos, el evangelista. Naciendo la orden de una fusión entre el cristianismo primitivo y los misterios de la mitología egipcia. Según este punto de vista, Rosenkreuz habría sido sólo un Iniciado y, después, Gran Maestro, pero  no el fundador.

Sea cual sea la verdad, lo cierto es que la publicación de los manifiestos rosacruces provocó una intensa excitación por toda Europa, dando lugar a innumerables reediciones y la puesta en circulación de diversos panfletos relacionados con los citados textos.

Los textos mostraban la necesidad de una reforma en la sociedad humana, a nivel religioso y socio-cultural. La sociedad de la época, tan dañada por las guerras en nombre de las religiones y de tantos crímenes e injusticias encubiertos bajo el nombre de la Iglesia, favoreció la propagación de estas ideas, logrando de este modo una rápida expansión.

En 1693, rosacruces de todos los países de Europa embarcaron hacia el Nuevo Mundo donde comenzaron su expansión por el nuevo continente. Crearon su propia imprenta, editando un gran número de obras de la literatura mística.

Así fue como introdujeron en América las enseñanzas de la Rosa-Cruz y el mundo de las artes y de las ciencias conoció un progreso sin precedentes en los Estados Unidos. Personajes eminentes como Benjamín Franklin (1706-1790) y Thomas Jefferson (1743-1826) habrían estado en estrecho contacto con la obra rosacruz de este país.

En 1801, la Orden habría entrado en los Estados Unidos en un período de silencio, continuando con una fuerte actividad en Francia, Alemania, Inglaterra, Suiza, Rusia, España y en Oriente.

En 1909, Harvey Spencer Lewis, estudiante de esoterismo y especialmente interesado en la filosofía rosacruz, se trasladó a Francia con el fin de encontrarse con los responsables de la Orden. Después de pasar numerosos exámenes y diversas pruebas, habría sido iniciado en Toulouse y encargado oficialmente de preparar el resurgimiento de la Orden de la Rosa-Cruz en América.

Cuando todo estuvo preparado, fue publicado en los Estados Unidos un Manifiesto para anunciar el nuevo ciclo de actividad de la Orden que, a partir de ese momento, es conocida por el nombre de “Antigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz” (A.M.O.R.C.) del latín Antiquus Mysticusque Ordo Rosae Crucis (Antigua y Secreta Orden de la Rosa Roja y de la Cruz Dorada).

Nombrado Imperator, Harvey Spencer Lewis desarrolló las actividades de la Orden en América y comenzó a poner las enseñanzas rosacruces por escrito.

Los rosacruces se autodefinen como una Orden Fraternal, un grupo de personas progresistas, interesados en agotar las posibilidades de la vida mediante el uso sano y sensato de su herencia de conocimientos esotéricos y de las facultades que poseen como seres humanos. Fomentan estos conocimientos con nuevos hallazgos que abarcan todo el campo de los esfuerzos humanos y todo fenómeno del universo conocido.

Desde su inicio, la Orden Rosacruz se ha mantenido libre de sectarismo y afiliaciones religiosas, prefiriendo que cada miembro pueda elegir sus preferencias siguiendo el curso de su conciencia, combatiendo la superstición, la ignorancia y el temor, considerándolos los mayores enemigos del hombre.

Los rosacruces creen en una “inteligencia cósmica”, un dios impersonal que no es más que parte del universo. Se trata de una misteriosa fuerza física que actúa sintonizada con las demás fuerzas de la naturaleza.

La reencarnación de las almas es generalmente aceptada como una verdad, así como la salvación no es otra cosa que la liberación del alma de sucesivas encarnaciones.

De un modo general los rosacruces defienden la fraternidad universal entre todos los hombres. Para ellos los hombres pueden desarrollar sus potencialidades para hacerse mejores, más sabios y felices y su primordial objetivo es ayudarlos a alcanzar esta meta, a fin de contribuir para la evolución de toda la humanidad.

Para ello es necesario un cambio personal de hábitos, pensamientos y sentimientos y luchar contra la ignorancia que amenaza constantemente a los hombres. La recompensa será una paz profunda con uno mismo.

Ahora podría hablaros de las órdenes actuales o de las instituciones relacionadas con los rosacruces, pero prefiero no hacerlo, no es mi intención aquí hacer un listado de nombres. Me apetecía escribir sobre los rosacruces porque me parece un tema muy interesante, independientemente de las creencias que cada uno tenga al respecto, pero en absoluto deseo entrar en detalles acerca de su organización actual o nombres concretos. Por otro lado cualquiera puede consultarlos en internet, igual que he hecho yo.

Sin embargo para finalizar sí me gustaría hablar un poco sobre la instrucción que recibían los iniciados en los distintos grados de la orden, al menos en lo referente a la Orden de la Rosa Cruz de Oro (por supuesto de forma muy escasa e incompleta, y probablemente errónea, ya que las prácticas internas de la Orden son secretas y vuelvo a repetir que mi información la he obtenido de la red).

En el primer grado o grado de Celador, la instrucción alquímica se centra en los cuatro elementos alquímicos y su simbología. Además de una enseñanza sobre la Cabala alquímica y las relaciones del triángulo, sus correspondencias relativas a los diversos nombres de Dios, y de cómo representa los cuatro elementos. Las enseñanzas sobre estos elementos permitirán extraer de ellos la sal, el azufre y el mercurio alquímicos.

En el segundo grado, al hermano Teórico se le continúa enseñando sobre la alquimia teórica sin pasar aún al laboratorio. Se le insta a leer las obras de los alquimistas conocidos y algunos autores anónimos. En esta etapa se enseñaba también la alquimia espiritual de carácter cristiano. También se educaba en la relación tradicional de los planetas y los metales.

El grado de Práctico confería a los estudiantes la posibilidad de experimentar en los laboratorios de las casas de la Orden bajo la vigilancia de los mayores, solventando ellos mismos los costos y gastos que les generaran los experimentos.

Todo el proceso debía ser manejado perfectamente por el frater para alcanzar los grados superiores.

Tras estos grados se accedía a una enseñanza de Alquimia superior o espiritual que era dada, a los más avanzados y fieles adeptos.

Con respecto a esto chocamos contra el secretismo de la alquimia y la simbología. Estos conocimientos permanecían cerrados a todo aquel que era ajeno a la orden, por lo que nosotros cerraremos los ojos y nos dejaremos arrastrar por las leyendas y las cientos de referencias que podemos encontrar en la literatura y el cine. ¿Habrán dado los rosacruces a lo largo de su historia con el secreto de la mítica Piedra Filosofal?

 ESTEFANÍA JIMÉNEZ

 FUENTES:

http://www.rosacruz.net/

 http://www.amorc.es/

WIKIPEDIA

www.corazones.org/apologetica/…/rosacruces.htm

http://www.ctv.es/USERS/rosacruz/queson.htm

www.gabrielbernat.es/…/albigenses/albigenses.html

ENTRE OTROS…

ENTRADAS RELACIONADAS:

OTRA TEORÍA SOBRE LA MUERTE DE JESÚS 

OSIRIS

BRUJAS, SUS ORÍGENES E HISTORIA.

Anuncios

10 pensamientos en “LA ORDEN DE LA ROSACRUZ

  1. Gracias por el excelente artículo sobre los Rosacruces. Me ha interesado mucho el tema. No sabía que salen en el libro de El Símbolo Perdido de Dan Brown. A lo mejor me animo a leerlo y saber algo más sobre ellos, aunque me imagino que en el libro será todo novelado y no real, pero bueno. Por lo que veo la Orden más importante es la Orden Rosacruz AMORC, no? ¿Sabe alguien si existe alguna logia en España? ¿Algún libro que dé información fidedigna sobre ellos? Gracias.

    Me gusta

    • Gracias a ti por pasarte por aquí y comentar. Hace ya tiempo que escribí este artículo y tengo una cabeza horrible 😀 Te prometo que volveré a estudiar el tema y cuando tenga una respuesta escribiré algo sobre ello.
      De todas formas te dejo el enlace a la Logia AMORC en España para que le eches un vistazo, es muy interesante y más fidedigno que ellos mismos no creo que lo encuentres
      http://www.amorc.es

      Un saludo.

      Me gusta

      • Hola de nuevo. Gracias por la rápida respuesta. Ya he visto la página de AMORC y está realmente bien. Mucha y buena información y un montón de videos sobre los rosacruces. Hay uno muy bueno que se llama los Rosacruces de Ayer y de Hoy que realmente merece la pena. Está muy bien hecho. Bueno, el caso que ya he encontrado lo que quería. Sobre los libros me han dicho que hay uno, creo que es de AMORC también, que se llama Nosotros los Rosacruces. Lo he visto en e-book, pero no sé si lo habrá en papel. Gracias por facilitar su web. Muy recomendable. Me da la impresión de que es gente seria. Gracias.

        Me gusta

  2. La Orden de la Rosa-Cruz es una de las más enigmáticas órdenes iniciáticas que existen en occidente, y dice que tienen secretos que todos han ansiado desde hace siglos, incluidos los masones, con los que al parecer hoy en día tienen buenas relaciones. He encontrado una página con mucha información sobre ellos http://www.amorc.es

    Me gusta

  3. Cuando has dicho que sus símbolos son un cuadrado,un círculo y un triángulo todo junto se me ha venido a la mente en un segundo El Hombre de Vitruvio de Leonardo da Vinci.
    ¿Es posible que da Vinci tuviera relación con esta orden?Todo el mundo sabe que pertenecía a órdenes secretas.

    Me gusta

    • Claro, de hecho fliparías con los nombres. Una de sus grados de formación, si no me equivoco de los últimos en alcanzar, eran los Iluminati, así que imagínate. Aunque también hay mucha leyenda al respecto. Pero sí es cierto que, como he dicho, los hombres de ciencias y de artes pertenecían a este grupo. ¿Sabes quién me vino a mí a la mente? Lee el artículo que escribí sobre Rasputín… su aspecto, su peregrinación, su carisma… y no me digas que no se te pone la carne de gallina si además lo relacionas con las circunstancias de su muerte… Al fin y al cabo los rosacruces buscaban el elixir de la vida eterna y Rasputín no se moría “ni a tiros” (literalmente) 😀

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s