LA CARRERA DE ESCRITOR ES COMO UNA ESCALADA AL EVEREST


¡Hola curiosos y creativos!!!

El otro día leí un comentario en algún sitio en el que se decía que escribir era una carrera de fondo y desde que lo leí me quedé pensando en la frase. Lo sé, mi vida es tremendamente aburrida 😛

Como me he propuesto ir contando en el blog mis propias experiencias como escritora, he decidido contaros qué es para mí la carrera de escritora. ¿Carrera de fondo? Podría llamarse así, por lo de que requiere esfuerzo y es larga, por lo de que hay que mantener el ritmo, que encuentras obstáculos… Sin embargo, yo siempre lo he visto más similar a la escalada. Como… ¿escalar el Everest? ¿Os parezco exagerada? Os explico 😉

La historia comienza con un libro terminado: ¡ole nosotros!! Ya hemos conseguido mucho más que otros, terminar un libro es algo glorioso y proporciona una gran satisfacción; pero hoy os quiero hablar de lo que viene después: publicar, promocionar, marketing, conseguir lectores, vender…

Así que tenemos un libro, lo que en mi metáfora equivale a estar al pie del Everest, en el campamento base, con unas cuerdas, un bocadillo y una botella de agua. Pero no queremos ir de picnic, queremos subir lo más alto posible, ¿no?

Bien, el ascenso siempre va a ser difícil y probablemente muchos se rindan y decidan que tener un libro para él, sus amigos y familia ya es cumplir un sueño, y, ciertamente, lo es.

Pero tú quieres ir un poco más allá, conseguir lectores ajenos a tu círculo, que te conozcan un poquito, ¿no? Entonces necesitas un sherpa que te ayude en la escalada, al menos hasta el campamento 2 😉 y si llegas a ese puedes estar contento, has subido tela.

En mi metáfora compararía el sherpa con trabajar tu blog, tus páginas sociales, lograr un círculo de lectores, y, sí, también hay que tener suerte y no romperte nada en el ascenso (hay muchísimas cosas que nos podrían hacer desistir y rendirnos, aunque yo siempre animaré a seguir y seguir, por duro que resulte).

Vale, con mucho trabajo y ganas hemos logrado alcanzar un punto bastante considerable en nuestra carrera, estamos en los 6.400 metros, tela marinera. Eso significa tener una marca personal casi establecida, tener unos lectores fijos, no tantos como para vivir de esto, pero si los suficientes para que tus libros no pasen desapercibidos y como para que no se olviden de ti. ¡Enhorabuena! Eso podría bastar de sobra para sentirte triunfador, desde luego.

Llegados a este punto y si seguimos trabajando en nuestra calidad como escritores, debería ser mucho más sencillo el ascenso, pero, ojo, también se hacen más necesarios los sherpas y el oxígeno, porque la escalada se hace más difícil a partir de ahora.

¿Qué significa esto en mi metáfora? Trabajo, trabajo, trabajo. Mejorar tu calidad y seguir currando tu presencia en internet; trabajar con tus lectores, nunca abandonarlos ni decepcionarlos, y, por supuesto, intentar hacerte destacar para captar nuevos, pues si no lo haces probablemente seguirás en el campamento 2, donde se está bien, más seguro, pero sin evolucionar, en lo que se refiera a ventas, al menos. Por otro lado, ya eres “visible”, así que si metes la pata será más visible también. (Cuando hablo de meter la pata hablo de traicionarte como escritor, tu calidad, o, lo peor de lo peor, ser desagradable con tus seguidores y lectores. No estoy diciendo tonterías, ¿eh? El ego es como el mal de altura, aparece sin que te des cuenta y lo jode todo).

Bueno, hemos alcanzado un gran punto en nuestra carrera. No es fácil llegar hasta aquí, y mucho más difícil mantenerse. Pero seguiremos intentando subir: campamento 3, campamento 4… Hay que decir que somos muchísimos escritores y probablemente nos obstaculizaremos en el ascenso involuntariamente (o tal vez no tan involuntariamente 😛 ).

Y, atención, si has trabajado duro, tenido paciencia y suerte, puede que logres llegar hasta la llamada “zona de la muerte”. Vale, este es el nombre que se le da en el Everest a la zona que sobrepasa los 7900 metros, no os asustéis, que nadie muere en la carrera de escritor, (¡o eso espero, leche!).

Para el que no lo sepa, y solo como dato curioso para los morbosos como yo, decir que, a partir de esta altura, la escalada al Everest se convierte en un serio riesgo para la vida. No hay oxígeno, el rescate es imposible y se sufre el llamado mal de altura. Hay más de 200 cadáveres abandonados en el Everest, muchos están a unos metros de los alpinistas pero nadie los puede sacar de allí.

Ok, dejando atrás el inciso desagradable, no vas a morir por llegar a lo más alto como escritor, al contrario, probablemente será una pasada 😛

Pero me gusta la comparación porque desde mi punto de vista de novata he podido ver algunas cosas:

Están los que llegan arriba con mucho esfuerzo y con pocos medios; para mí son unos cachazos de héroes que merecen la admiración de todos y con razón.

Y luego están los que llegan arriba con muuuchos sherpas, patrocinadores y demás. Oye, también ellos merecen mi olé, porque no estarían arriba si hubieran sido malos deportistas, ¿no? Bueno, ya me estoy haciendo un lío con la metáfora, pero creo que me habéis entendido 😛

Por otro lado, hay una cosilla curiosa que también he podido ver en el poco tiempo que llevo con mi particular escalada. Como en la del Everest, están los alpinistas que se detienen por el camino para ayudar (o tratar de ayudar) a aquellos que se sientan en la nieve porque no pueden más, les falta oxígeno o tienen mal de altura; y luego están los que pasan de largo aunque vean que hay alguien sentado y que necesita ayuda. Para algunos, es mucho más importante seguir adelante y coronarse campeón, caiga quien caiga. (Decir como paréntesis que, en la escalada real al Everest, esto supone, a mi parecer, un asesinato. La persona abandonada probablemente morirá. Por supuesto no es tan jodido en el mundo de la escritura, ¿vale?).

Sea como sea: ¡hemos alcanzado la cima! ¡¡¡¡Ole, ole y ole!!!! ¿Y ahora? Hay que mantenerse en la cima, por supuesto. Como todavía no he llegado no puedo hablar desde mi experiencia jajajaja Pero sí me gustaría terminar haciendo un… ¿análisis de conciencia?

La cima es el objetivo de la mayoría de nosotros, ahora bien, es durante la escalada cuando debes plantearte cómo quieres llegar a ese punto: ¿estás dispuesto a todo por ser ese gran escritor que ha llegado a la cima, o prefieres seguir siendo esa gran persona que ha llegado a la cima siendo un gran escritor? Un poco trabalenguas, pero creo que está claro lo que quiero decir, ¿no?

¡Y hasta aquí mi metáfora ida de la olla! Para aquellos en los que se haya despertado la curiosidad por los muertos que siembran el Everest, os dejo este enlace que es muy interesante, aunque triste, porque se pone cara e historia a esos cuerpos convertidos en puntos de señalización para los alpinistas 😦

Los muertos del Everest

¡¡¡¡Gracias por aguantar mis “paranoias” una vez más!!!!!

 

 

Anuncios

5 pensamientos en “LA CARRERA DE ESCRITOR ES COMO UNA ESCALADA AL EVEREST

  1. Lo verdaderamente importante no es llegar a la cima en sí, si no todo el proceso de preparación previo, la ruta a elegir, el camino que andamos o desandamos para llegar a la meta final. Muchas veces, por diversas circunstancias, los montañeros no pueden llegar a la cima y son conscientes que, muy a su pesar, deben darse la vuelta. Aunque nos cueste admitirlo, no hay nada mejor para reflexionar y aprender de la situación y de uno mismo.
    Con más o menos riesgos y más o menos visicitudes, la montaña siempre deja a cada uno en su sitio…
    Palabra de montañero…
    😉

    • Por supuesto que sí, yo creo que el hecho de comenzar la aventura ya es algo maravilloso que atesorar. Obsesionarse con llegar a la cima podría estropear todo lo bueno que vamos a encontrar en el camino 🙂 Gracias por comentar 😉

  2. No es ninguna paranoia, yo me he entretenido un montón leyendo esta entrada y me parece muy acertada.
    Nota: Me he agobiado un poco con lo de los muertos de la cima, he bebido agua y he respirado profundo jajajajaja

    • Bueno, yo espero que en esto de la escritura no lleguemos nunca a esos extremos jajajaja Pero tristemente lo del Everest es cierto 😛 Me alegra que te haya gustado, gracias por comentar!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s