Archivo de etiquetas| dilemas del escritor.

SER ESCRITOR TAMBIÉN IMPLICA TOMAR DECISIONES


¡Hola de nuevo!

Voy a tomar esta entrada como una especie de desahogo personal, así que no esperéis encontrar contenido muy interesante 😛

Y es que esto de ser escritor, aparte de difícil y lento, como ya dije en LA CARRERA DE ESCRITOR ES COMO UNA ESCALADA AL EVEREST, implica tener que tomar decisiones que en ocasiones pueden suponerte todo un dilema y quitarte el sueño.

No, no me han ofrecido idear el crimen perfecto ni nada por el estilo 😛 Mi dilema actual es mucho más sencillo, pero de igual modo me tiene comiéndome el tarro dos días.

La cuestión es que hay momentos en los que estás tan segura de lo que vas a hacer con tu novela, ya sea mandarla a concursos, editoriales, autopublicarla… Y, de repente, ocurre algo que te hace replantearte todo esto. En mi caso, me ha pasado con la misma novela tantas veces que ya no podría ni decir el número. Cada vez que me decidía a publicarla en amazon me surgía una propuesta editorial por ella, pero, después de esperar, jamás cuajaba, bien porque las condiciones que ofrecía el contrato no me interesaban o bien porque la editorial al final se arrepentía. Tenían sus motivos y ahí no voy a entrar, yo siempre he sido defensora de las editoriales legales, siempre os digo que no son Las Hermanitas de los Pobres, son negocios que arriesgan mucho dinero y deben estar seguros de que lo que publican va a venderse. Pero, me estoy yendo por las ramas 😛 ¡Tomar decisiones!

Supongo que si me planteo mis planes será porque no lo tenía tan claro después de todo, ¿no? O será que, en el fondo, me da miedo meter la pata y perder una oportunidad, porque si sigo adelante con mi plan de autopublicar y rechazo la última oferta que me han hecho, tal vez me esté cerrando una puerta que jamás se vuelva a abrir y quizás me arrepienta toda mi vida. (Por supuesto, no hablo de coger lo primero que me ofrezcan sea esto como sea, ¿eh? Esa es una cuestión delicada de la que os hablaré algún día, hay que tener mucho cuidadito con algunas ofertas editoriales).

En fin, ya veis que el carácter de mi entrada hoy es un poco caótico y algo deprimente, pero la verdad es que no me gustan los dilemas ni tener que tomar decisiones. Podéis reíros de mí, pero, en ocasiones como esta, me gustaría que alguien me dijera “¡haz esto!”, para así poder hacer justo lo contrario jajajaja Sí, soy rebelde, qué le vamos a hacer 😛

Y hasta aquí mi deshago de hoy. Si has llegado hasta el final, ¡muchas gracias por leer mis desvaríos!!

Anuncios