PROMETEO Y PANDORA (MITOLOGÍA GRIEGA)


MARIA TERESA GARCÍA ARENAS

En aquellos tiempos en los que todavía reinaba Cronos en el universo, los hombres vivían una época dorada: la diosa Justicia estaba todavía en la Tierra y ayudaba a ser justos.

Tiempo después, Cronos fue derrotado por Zeus. Los dioses abandonaron a los hombres. Al ver las desgracias de la humanidad, un titán llamado Prometeo se apiadó de ellos. Con mucho esfuerzo juntó todos los males esparcidos por la Tierra y los metió en una gran tinaja que tapó cuidadosamente.

Después se la entregó a Epimeteo.

-Nunca permitas que nada ni nadie abra esta tinaja y jamás aceptes ningún regalo de Zeus- le dijo.

Luego se dirigió a los demás hombres:

-Sacrificad un buey blanco en honor a Zeus. Colocad a un lado los huesos y la grasa del animal y, al otro, lo mejor de la carne y la piel.

Los hombres obedecieron. Al rato, el gran dios descendió y se hizo presente.

-Elige la mejor parte, Zeus- dijeron los hombres, temerosos.

El gran dios eligió la primera, sabiendo que no era la mejor. Los hombres, lejos de informarle de su error, se abalanzaron ansiosamente sobre la otra parte. Zeus montó en cólera.

-¡Puesto que la codicia os impide ser humildes y generosos, desde hoy vuestra vida continuará sin fuego!- le gritó indignado, y retiró el fuego de la Tierra.

Luego se dirigió a Prometeo:

-¡Ten cuidado, Prometeo, no juegues con mi paciencia ni me desobedezcas!

Zeus abandonó la Tierra rumbo al Olimpo.

Aquel invierno fue muy crudo, y los pueblos de la Tierra, sin el calor de las hogueras, morían de frío.

Prometeo sintió pena por ellos. Consciente de los peligros que corría, robó el fuego a Zeus y lo llevó de nuevo a la Tierra.

Cuando el dios supo lo sucedido, tomó medidas ejemplares. Se dirigió hacia la fragua de Hefesto, y le encargó que crease a la mujer.

Hefesto modeló barro con sus manos y le dio apariencia de diosa. Luego horneó la figura y llamó a otros dioses para que la dotaran de cualidades. Cuando hubieron terminado su tarea, la figura de barro cobró apariencia real.

-Has hecho un buen trabajo, Hefesto, gracias- le dijo Zeus-. Tu creación se llamará Pandora.

Zeus y la mujer descendieron a la Tierra y fueron a la casa de Epimeteo.

-Toma, Epimeteo. En premio a tu fidelidad, quiero ofrecerte este presente- dijo Zeus, y señaló a Pandora.

Epimeteo vio por primera vez a una mujer y se enamoró de ella al instante, aceptando complacido el regalo.

-Vivirás conmigo, Pandora- le dijo Epimeteo-, pero hay algo que debes saber: nunca entres en aquella habitación.

A medida que transcurría el tiempo, la curiosidad de Pandora iba en aumento. Un día no aguantó más y aprovechando que Epimeteo estaba ausente se dirigió a la habitación prohibida y entró. El lugar estaba vacío. Sólo había una enorme tinaja cerrada que ocupaba el centro. Epimeteo llegó al lugar, pero ya era tarde: Pandora había abierto la tinaja.

-¡Qué has hecho insensata!- gritó el hombre,  aterrado.

De la tinaja salieron los males y se esparcieron nuevamente entre los hombres. Pandora quiso reparar su error y la tapó, pero tan sólo quedó atrapado un mal: la esperanza.

Como castigo por su desobediencia, Prometeo fue encadenado a una gran piedra. Durante cuatrocientos años, un águila descendía diariamente al lugar y le roía el hígado, que volvía a crecerle sin cesar. Tal fue el precio que tuvo que pagar por desafiar los designios de Zeus.

“EL LIBRO  DE LOS MITOS GRIEGOS. RELATOS DE HOY Y DE SIEMPRE”

Adaptación e ilustraciones de A. Comotto. (Ediciones B. Grupo zeta)

Anuncios

10 pensamientos en “PROMETEO Y PANDORA (MITOLOGÍA GRIEGA)

    • Perdona, ¿a qué te refieres? ¿Los autores del mito? El autor del cuadro es Mª Teresa García, y al final del mito apunto el libro del que he sacado el texto. La adaptación es de A. Comotto, obviamente, hablamos de adaptación, porque es mitología. No sé si te he contestado, pregúntame de nuevo si no es así 😀

  1. a veces ….. creo que fue bien.. que no le dijeran nada a ella.. para ver cual seria la acitiud que tomaria.. y comprobar cuanto era acorde a lo que le dijeron

  2. Los mitos son alegóricos. No se pueden explicar literalmente. ¿No ven la similitud que hay con el Génesis, producto de la mitología judeo . cristiana? 14 de mayo de 2011 a las 17:15

  3. Sí, pero yo me pregunto: ¿no hubiera sido más fácil contarle a Pandora lo que había dentro de la caja para que así no la abriera? Pero claro, como las mujeres somos malas por naturaleza y un poco tontas… en fin. Sin comentarios 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s