Archivo de etiquetas| Estefanía Jiménez

UNA NUEVA HISTORIA EN MENTE. EL COMIENZO.


¡¡¡Buenos días!!!

Hoy es viernes, viernes de Dolores. ¡Bieeennn!!! Comienzan las vacaciones y tendré a la familia en casa, eso me gusta 🙂 Me gusta y me vuelve vaga, para qué mentir 😛

Bueno, tenía planeada una entrada nueva para el blog mucho más interesante, pero resulta que estoy aquí pensando y me ha dado ganas de escribir esta.

Es algo que nunca he hecho, llevar un registro (más o menos) de la nueva novela en la que estoy trabajando. ¿Me cansaré y lo abandonaré? Sip, con toda probabilidad, pero hoy me apetece hacerla 🙂

Comenzar una novela es siempre algo especial, mágico, diría yo, ¡y horrible a la vez! ¿Cómo se comienza una nueva novela? Supongo que cada uno tendrá su método, allá va el mío 😛

¿Cómo empiezo? Y hablo de escribir, ¿eh? Porque antes de comenzar una nueva historia la he pensado mucho, la he dejado medio tejida en mi cabeza y en una libreta y he buscado la información más básica y fundamental para asegurarme de que las cosas van a cuadrar y a tener lógica temporal, etc.

Vale, ha quedado claro de que hablo de comenzar a escribir. Uf. Es lo más difícil del proceso para mí, sobre todo cuando acabas de terminar otra y tu mente todavía camina con esos personajes. Pero hay que pasar página y crear un mundo nuevo. ¿Qué hacer?

Borrar tu mente, dejarla limpia, solo con los apuntes que necesitas para la nueva historia.

¡¡¡Y ese es el gran secreto, señores!!!! Se crea una carpeta nueva, se abre un archivo de Word y ¡¡¡tachán!!, te plantificas un folio en blanco delante de los morros y listo, misterio resuelto.

Vaaaale, ahora viene lo difícil. Tenemos un folio en blanco. Un folio en blanco que hay que rellenar. Que hay que rellenar y multiplicar. Que hay que multiplicar con muuuuchas anécdotas e historias. Anécdotas e historias que tienen que estar bien narradas para que al lector le guste lo que vas a escribir.

¡Aaaaaahhhhhh!

Y aquí es donde os hago una confesión: puedo pasarme como una hora entera, sin exagerar, delante de ese precioso folio en blanco, con el cerebro funcionando a mil por hora, hilando ideas, coordinando palabras, proyectando imágenes… Tanto trabajo le doy al pobre que en alguna ocasión ha salido mi hija de su dormitorio preguntando qué estoy cocinando que huele tan bien a tostado. Y sí, a veces mi cerebro quiere escaparse, pero no lo dejo.

La espera y el agobio valen la pena si al final del día has conseguido escribir algo que valga la pena, aunque ese algo sea medio folio. Sí, es poco, pero así es esto, si consigo arrancar, al día siguiente me quitaré una ruedecita, al próximo ya iré sin ruedecitas, y al siguiente, pedalearé sola y con ritmo.

Con respecto a mi nueva novela, os cuento que el folio en blanco lo abrí el miércoles y ese día escribí media página, tal cual, pasé más tiempo decidiendo los nombres de los personajes, lo confieso.

Peeero, ayer jueves, y teniendo en cuenta que estuve ocupada con otras cosillas, logré escribir 5 folios de golpe y estructurar el resto del capítulo y el siguiente. Eeeeehhh, eso está muy pero que muy bien, os lo aseguro, espero que siga así.

¿Qué os puedo contar de la nueva novela? No mucho, no voy a revelar gran cosa en estas entradas llenas de desvaríos, lo siento, aunque algo sí caerá 😛

¿Qué hay en esos cinco folios? Bueno, he presentado al personaje masculino y he dado las trazas de su historia y el porqué van a pasar las cosas que van a pasar.

Aquellos que han llegado a leer esta entrada entera, han demostrado estar interesados de verdad de la buena en lo que tengo que decir, y por tanto supongo que también les puede interesar la novela. Así que, en agradecimiento, os revelaré que esta nueva historia estará ambientada en la España del Renacimiento, aunque no se precisará ni el lugar exacto, ni la época concreta. ¿Por qué? Ya lo descubriréis. Es romántica, por supuestísimo, y es de misterio.

¡¡¡Basta!!!! Ya no digo más, que sino luego no tiene gracia!!!!

Bueno, amigos, ya os dejo. Lo que comenzó siendo una entrada espontánea se está convirtiendo en un testamento. Espero no haberos aburrido y si estáis interesados en los progresos de esta nueva novela, que vamos a llamar… no sé… “El desarrollo del folio”, seguid por aquí, si dejáis vuestro comentario mucho mejor, ya sabéis que un blog sin comentarios es como un hogar sin perro 😉

¡¡¡Hasta la próxima!!!

Un regalo para Navidad: “Deseos”


Para leerlo solo necesitáis pinchar en la imagen, para descargarlo pinchad en la imagen con el botón derecho y dadle a  guardar, así de fácil 🙂

port-deseos deseos

¡¡Hola, hola!!

Como resulta que me encanta el día de la lotería por la cantidad de emociones que suelen derramarse, he pensado en elegir este día para haceros un regalillo.

Se trata de una novela breve que escribí hace unos años: “Deseos”. Le he lavado la cara y se la he pasado a mi estilista personal, mi marido, para que la maquete y haga esta preciosa portada que… ¡Ay, omá qué bonita es!!!! ❤ ❤ ❤ ❤ ❤ ❤

Como anécdota deciros que esta historia fue un reto de una amiga, Sofía Aguerre, en nuestro antiguo foro literario: ¿Serías capaz de sacar a un personaje de tu libro?

Como por aquel entonces acababa de terminar de escribir “Scherzo”, ¿adivináis a quién elegí? Jejejeje ¿Cómo se desenvolverá un violinista egocéntrico y mega sexy del siglo XVIII en la Navidad de nuestra época?

¡¡Espero que os guste!!! ¡¡¡Feliz Navidad a todos!!!!

Navidad checa II: Costumbres y tradiciones.


¡¡Hola de nuevo!!

Tengo que comenzar esta entrada diciendo que, después del atentado del lunes contra el mercadillo de Navidad en Berlín, y la triste coincidencia con mi anterior entrada, me quedé un poco tocada y se me fueron las ganas de seguir contándoos cosas sobre la Navidad en la República Checa.

Por fortuna he recapacitado sobre esto. Dejar de hacer cosas que nos gustan sería como darles un triunfo más a los que creen en el terror como medio de conseguir las cosas. Puede que yo sea un pequeño granito de arena, pero muchos millones de granitos hacen todo un desierto (o una playa 😉 ).

Dicho esto, hoy os traigo algunas costumbres checas que se llevan a cabo en esta época, son de esas curiosidades con tradición que a mí personalmente me encantan.

Lo que más me gusta de la época navideña son sin duda los prolegómenos, es decir, todos los rituales y costumbres previas a la noche del veinticuatro de diciembre.

Una muy popular en la República Checa es la llamada Barborka. El día cuatro de diciembre, día de santa Bárbara, las muchachas solteras cortan una rama de un cerezo de al menos diez años. Si esta rama florece el día de Nochebuena significa que al próximo año encontrarán novio.

Aunque hay otra forma más rápida para saber si una chica va a casarse o no próximamente. El día de Nochebuena se coloca de espaldas a la puerta y lanza una zapatilla por encima de su cabeza. Si esta cae con el talón de cara a la puerta, significa que se quedará un año más en casa. Si por el contrario es la punta la que señala la salida, la joven pronto dejará la casa de sus padres 😛

Otra costumbre preciosa es la de hacer un barquito con la cáscara de una nuez y ponerlo a flotar. El tiempo que tarde en hundirse y la forma en la que flote, determinará tu suerte y salud durante el año. No puedo evitar imaginarme a Hana con un Vlad ilusionado partiendo nueces y poniendo las cáscaras a flotar en un cuenco 😀

Y, cómo no, ¡¡¡tenemos a San Nicolás!!!!

A partir del día cinco de diciembre, San Nicolás, con un hábito de obispo, recorrerás todo el país en la compañía de unos personajes curiosos: un ángel y un demonio.

Pasearán en procesión por las calles, arrastrando cadenas y haciendo ruido para avisar de su presencia e irán casa por casa para preguntar a los niños qué tal se han portado, aunque ellos tienen su propio registro, quieren escuchar lo que el niño tiene que decir 😉 Estos se preparan poesías y canciones para deleitar al santo y obtener su recompensa.

Si el pequeño ha sido bueno durante el año, San Nicolás le dará un regalito, generalmente chocolatinas o golosinas; si por el contrario fue malo, solo le dejará una patata o un pedazo de carbón. El demonio estará allí para asustar a los niños, mientras que el ángel tratará de interceder por él con San Nicolás.

A pesar de ser criaturas mágicas, hay ocasiones en las que no les da tiempo a presentarse en persona en las casas, pero no pasa nada, porque si el niño cuelga un calcetín en la ventana San Nicolás le dejará su regalito.

Por supuesto, como la curiosidad me puede con estas tradiciones, he buscado de dónde viene la costumbre 😛 Al parecer el mito se basa en san Nicolás de Bari, un obispo del siglo IV, del que se dice que tenía especial cariño por los niños a los que siempre les estaba ofreciendo pequeños regalos. También se dice que regaló a unas chicas muy pobres bolsas con monedas de oro para que pudieran ofrecer una dote para casarse. Cuenta la leyenda que como lo hizo en secreto, tuvo que entrar por la noche a través de la ventana de la casa de las muchachas para dejar su regalo, de ahí el origen de la tradición actual.

Os animo a que leáis la historia de este santo, al que también se le atribuyen varios milagros, porque es muy interesante. No os la cuento entera porque no quiero aburriros con una entrada muy larga.

Pero no me gustaría irme sin hacer mención a que San Nicolás también tiene claras connotaciones paganas y paralelismos, por ejemplo, con el dios Odín. No me voy a poner cansina con lo de las leyendas paganas, que ya sabéis que me pierdo :P, solo hacer hincapié en que hubo un tiempo en el que la Iglesia quiso acabar con esta tradición… Por algo sería 😛

¡Pronto es Nochebuena!!! ¿Habéis sido buenos? Nos vemos en la próxima entrada 😉

Navidad Checa I


¡Hola de nuevo, gente curiosa!

Navidad,  Navidad… ¡Cómo me gusta la Navidad! ¿Y sabéis qué es otra cosa que me encanta de esta fiesta? Saber cómo la celebran en otras partes, ¿a vosotros no os da curiosidad? ¿Qué os parece si en estas fiestas hacemos un viaje virtual?

Y… ¿Dónde podemos ir?

Bueno, ya que he conseguido despertar vuestra curiosidad por la República Checa con “Scherzo” y “Preludio”, ¿qué os parece si os llevo allí a pasar la fiestas? ¿Queréis saber cómo celebraban la Navidad Václav, Aileen, Asher, Hana, Danica y Jules? ¡Pues seguidme! 😉

En la República Checa hay una gran tradición de mercadillos y bazares y, como podéis imaginar, los que se instalan en Navidad son los más bonitos de todos.

En Praga encontraremos los más importantes en la Plaza Wenceslao y en la plaza de la Ciudad Vieja que permanecerán abiertos desde el uno de diciembre hasta el uno de enero.

Hay cositas para todos los gustos, aunque a mí personalmente me fascinan las cosas que se hacen con madera, no solo las típicas e impresionantes marionetas checas, sino también los juguetes, collares y los  adornos navideños tallados. Son también muy famosas las figuritas hechas con hojas de maíz o paja.

El placer de las compras se incrementa con los puestos de dulces típicos, castañas, mazorcas y bebidas calientes como el ponche o el aguamiel. ¡Y qué decir de esos puestos de salchichas gigantes y baratísimas!!! Ay, Señor, el olorcico te acompaña durante todo el paseo, en cualquier época del año, torturando tus tripas cruelmente hasta que caes en la tentación. Con una Pilsner Urquel, mucho mejor 😉

La iluminación, los árboles de Navidad, los pesebres… Y cómo no, ¡conciertos! Ya sabéis que Praga es ciudad de música, por algo nuestro Václav se instaló en ella buscando fortuna 😉

Si ya de por sí es bastante común ir paseando por Praga y que se te acerque alguien con publicidad de un concierto en alguna iglesia, podéis imaginar en Navidad. Certámenes de música clásica, villancicos tradicionales… ¡Una maravilla para los melómanos como yo!

Además de los árboles, los nacimientos o los calendarios de adviento, los checos tienen las coronas de adviento, entretejidas con ramas verdes y decoradas con piñas y cintas, pueden llegar a ser auténticas obras de arte.

En la corona se colocan cuatro velas que representarán cada domingo del adviento; en cada uno de ellos se irá encendiendo una de las velas hasta que el último domingo arden las cuatro velas, una preciosidad. Lo que simbolizan estas llamas en aumento es la proximidad del nacimiento de Jesús, aunque hoy en día es una tradición más, seas o no cristiano.

Y por hoy lo dejo aquí, que no quiero cansaros, mañana os contaré más cositas, como la tradición de las Barbokas, o la leyenda de San Nicolás y el diablo, que me encanta. Si os ha gustado esta entrada, ¡estad atentos! ¡¡Adiós!!!

15416993_1624349284245212_1071688628_n

 

 

Nota: Las fotos y gifs usados en esta entrada no son de mi propiedad, sino que las he cogido de internet. Si alguien siente que he violado sus derechos de algún modo, por favor que me lo diga y las retiraré inmediatamente.

¡¡¡¡SORTEO MOLONGO!!!!


¡¡¡Hola a todos!!!!

 

Hoy vengo con ese sorteo prometido hace cosa de mil años y que por fin voy a llevar a cabo 😛

Es una forma de agradeceros a todos aquellos que le habéis dado una oportunidad a “Scherzo” y os habéis adentrado en sus páginas. Fijaos que no digo que el concurso va dirigido a aquellos que lo han comprado 😛, nop, va para todos aquellos que lo han leído, les haya gustado o no, porque ambos merecen mi agradecimiento, por supuesto 🙂

Cuando digo TODOS me refiero también a mi editora cañera, al jurado del premio Kiwi, a las chicas del foro “El taller literario”, que me ayudaron a corregirlo, a mis lectores 0, y hasta a mi hermana, que en el otro sorteo no la dejé participar para evitar malos entendidos y eso 😛 ¡¡¡¡En esta ocasión os quiero a todos, tengáis o no el libro!!!!

El premio: esta parejita tan monosa de goma eva, mi versión “fofucha” de Václav y Aileen

20150920_120722

20150920_12081420150920_12080020150920_120839

 

Los muñecos irán acompañados de una libreta y dos marcapáginas de “Scherzo” dedicados. ¿Os gusta? Espero que sí, porque me ha costado tela hacerlos 😛

 

20150920_121048

 

¿Qué hay que hacer para participar? Muy facilito, en esta ocasión no será nada de compartir en Facebook, que en el último sorteo me trajo problemillas, por eso de la privacidad, uf.

 

BASES

-El sorteo es NACIONAL. Solo para direcciones en España. Lo siento muchísimo, no me puedo permitir los gastos de envío al extranjero 😦

-Para participar debéis enviarme un mensaje PRIVADO a mi FACEBOOK (Estefanía Jiménez Alcántara), o al de mi página de Facebook (ESTEFANÍA J.A. Y SUS NOVELILLAS), o TWITTER (@estefaniamirsa) o bien al correo: ecosdeladistancia@hotmail.com

-En el correo debéis:

1. Indicarme vuestro nombre.

2. Qué es lo que más os has gustado de mi libro, “Scherzo”.

3. Qué es lo que menos os ha gustado de él.

Fácil, ¿no? Espero que sí, pero si hay problemas, me lo decís y veo cómo solventarlos.

¿Por qué privado? Es algo bastante sencillo: no quiero que hagáis spoilers 😛 Cuando termine el sorteo haré un resumen de lo que más o menos os ha gustado (siempre que no destripe nada del libro, ¿eh?).

-Para que el sorteo se lleve a cabo, me basta con que se presente una sola persona. Es decir, que si participa solo Mara, pues pa Mara que van los fofus jajajajaja (digo Mara porque sé que le van a encantar <3).

-Podéis mandarme vuestros mensajes desde hoy, día 21 de septiembre de 2015, hasta el 11 de octubre de 2015.

-El ganador se elegirá mediante sorteo entre todos los que me mandéis el mensaje contestando las cuestiones que os pido. Voy a tratar de poner en práctica una manera de elegir al ganador muy legal y chula 🙂 Pero no os digo cuál, porque tengo que ver si funciona. De todas formas, os lo contaré cuando publique la lista de participantes.

-La lista de participantes saldrá el día 12 de octubre, a no ser que surja algún contratiempo, en cualquier caso, os avisaría.

-El sorteo se realizará el día 13 de octubre que es mi cumple y me hace mucha ilusión 🙂

Y creo que ya está todo dicho, ¿no? Si falta algo ya sabéis, me mandáis una colleja virtual.

Si este sorteo os gusta y hay participación, tengo en mente otro muyyyy bonito con un personaje que os ha gustado mucho en general. ¿Adivináis quién es?

¡Venga, espero vuestros mensajes!!!!!! ¡¡¡¡¡Mucha suerte!!!!

 

LA HECHICERA DEL BOSQUE Y LOS CINCO PAJARITOS


ILUSTRACIÓN DE INGRID GALA

ILUSTRACIÓN DE INGRID GALA

¡¡¡Hola de nuevo!!! Después de muuuuchos días sin actualizar ninguno de mis blogs, vuelvo con una entrada muy especial para mí 🙂

No voy a buscar excusa. Es cierto que he estado ocupada, algo perjudicadilla de salud y distraída con mil cosas, pero supongo que no es excusa para dejar de publicar por aquí. En cualquier caso, confío en que se me pase la pereza y me ponga las pilas con la entrada del curso 😛

Hoy os traigo un cuentecito que escribí hace un tiempo para alguien muy especial que pasaba un mal momento. No tenía intención de publicarlo, iba a ser algo solo para ella, pero resulta que esta personita es mágica y no se le ocurrió otra cosa que ilustrar mi modesto cuentecillo con esta pedazo de ilustración que veis aquí, así que, como comprenderéis, ¡tenía que enseñarlos ambos!!!!

¿Por qué hoy? ¡¡Porque esta personica tan maravillosa cumple años!! Eso es, y me ha parecido una manera bonita de felicitarla. Así que, va de nuevo por ti, señorita Ingrid Gala. Te deseo un millón de “nuncas”. Nunca cambies, nunca me dejes, nunca borres tu sonrisa, nunca dejes de crear, nunca pierdas tu magia, nunca te dejes pisar, nunca dejes de crecer, ¿he dicho que nunca me dejes? ¡¡Nunca!!! Porque desde que te tengo la vida parece más bonita.

¡¡¡¡Te quiero!!!!!!!!

P.D. Los personajes de este cuento son inventados y no es culpa mía si guardan alguna semejanza con alguien real… O sí, ¿de quién va a ser la culpa sino mía? Jajajaja Lo que quiero decir más bien es que, si alguien se pica, como dicen en mi pueblo: agua y ajo, ea. 

ESTEFANÍA JIMÉNEZ

 

 LA HECHICERA DEL BOSQUE Y LOS CINCO PAJARITOS

Hace muchos, muchos años, vivían en un enorme bosque cinco pajaritos cantores, que hacían las delicias de todos aquellos que los conocían con sus melodías. Y es que, no solo eran talentosos y divertidos, sino luminosos, pues cantaban por el simple hecho de que eso les hacía felices; y por ello y para ello, los pajaritos ponían su alma en su música.

Una tarde de otoño, el gran colorín del bosque les ofreció participar, como cabeza de cartel, en el famoso festival de primavera que se organizaba cada año en el bosque. Los cinco pajaritos se pusieron muy contentos, y desde el primer momento empezaron a hacer planes para que aquel festival resultara memorable para todo el mundo.

El talento ya lo tenían, solo hacía falta ensayar un poco; sin embargo, tras echarse un vistazo objetivo los unos a los otros, se dieron cuenta de que sus plumas marrones y sin brillo no eran suficientemente llamativas para un festival de esas características. Sí, quizás todos los adoraran por su música, pero ellos se sentían en deuda con sus seguidores y deseaban darles mucho más. Deseaban ser hermosos y luminosos para ellos.

A uno de los pajaritos se le ocurrió la idea de acudir a la hechicera del bosque para pedirle ayuda, pues de todos era conocido que ella era mágica y poderosa, así como bondadosa.

Cuando llegaron a su cabaña, este pajarito quedó prendado por la belleza de la hermosa hechicera nada más verla; y ella, al verse en sus ojos llenos de amor, en su voz llena de alma, no pudo menos que enamorarse también de él. Por supuesto, aceptó ayudarlos en todo lo que pudiera, por el sencillo hecho de que ella era feliz viendo al pajarito sonreír.

Y así comenzó a trabajar día y noche, sin descanso, construyendo unos trajes de plumas mágicas para ellos, para lograr que el día de festival se vieran tan grandiosos como las estrellas.

Trabajó y trabajó, usando un sorbo de espuma de mar, un poco de luz de estrellas, una pizca de rayos de sol, un pellizco de arcoíris. Trabajó y trabajó, sin importarle otra cosa que esa sonrisa que a ella hacía sonreír. Trabajó tanto que incluso olvidó que ella también tenía una vida y debía vivirla. Tanto que no recordó que las hechiceras no pertenecen a este mundo, y que la suciedad y maldad en él tienden a provocar efectos devastadores en sus cuerpos delicados y puros. Así pues, durante el tiempo que trabajó en las plumas nuevas de los cinco pajaritos, nuestra pequeña hechicera olvidó visitar el mundo mágico, algo que era vital para ella, pues solo allí podía renovar la energía que necesitaba para mantenerse fuerte. Poco a poco, su cuerpo comenzó a sentir los estragos de permanecer mucho tiempo sin esa energía y enfermó. El exceso de trabajo no hizo sino empeorar su estado, pero ella solo podía pensar en llevar felicidad a sus amigos los pajaritos, y, especialmente, a su amado.

Sin embargo, contrariamente a lo que cabía esperar, los pajaritos no parecían sentirse felices con sus progresos. Por el contrario, cada vez le exigían más y más. «Más brillo, más luz, más sol, más arcoíris… Y más rápido, más rápido… El festival de primavera se acerca y lo necesitamos más rápido». Le exigían cada día.

La hechicera se sentía triste y enfadada por esas muestras de desconsideración, pero aun así, seguía trabajando y tratando de cumplir los deseos de los pajaritos. Algunos amigos se acercaron a ella y comenzaron a ayudarla, pues todo el mundo la quería por su enorme corazón; corazón que usaba en cada cosa que ella emprendía.

Entre todos, por fin consiguieron terminar las plumas mágicas, y la hechicera llamó feliz y orgullosa a los cinco pajaritos para que se las probaran. Enfundados en ellas, parecían criaturas celestiales, deslumbrantes, tan, tan hermosos… Ella resplandecía de orgullo por el trabajo bien hecho y ellos… Bueno, ellos se miraron y remiraron y pensaron que aún les faltaba algo para ser más grandiosos.

—¿Por qué no nos consigues unas coronas de nube? —le pidieron, no muy agradecidos con el trabajo que ella ya había desempeñado.

La hechicera se sintió un poco decepcionada por su reacción, pero miró a su amado y él le pidió que por favor lo hiciera. Ella lo amaba y deseaba su felicidad, así que, aunque estaba muy enferma, les dijo que sí, que tendrían sus coronas de nubes para completar su traje.

Pero no había nubes buenas en esos días y ella estaba tan, tan cansada… Le costaba bastante hacer el nuevo trabajo. Los pajaritos comenzaron a ponerse nerviosos y a meter prisas.

—El festival se acerca, necesitamos las coronas ya.

—No puedo tenerlas tan pronto. Es un trabajo muy delicado y yo estoy enferma —les dijo ella.

A ellos no les gustó esa explicación y decidieron contratar al hámster artesano para que les hiciera unas coronas de algodón, unas coronas artificiales que nada tenían que ver con el sueño de nubes que la hechicera les había prometido si solo tenían un poco de paciencia. Pagaron al hámster artesano un precio que nunca le habían ofrecido a ella por entregar toda su vida en ese trabajo, y decidieron que ya no la necesitaban, que ellos podrían continuar solos sin su ayuda.

Cuando se vio apartada radicalmente de todo lo que había sido su vida durante tanto tiempo, la hechicera se sintió destrozada. Llorando, fue a hablar con su amado y él le dijo que la quería, que estaba muy satisfecho y le gustaba su trabajo, pero que los otros pajaritos se habían enfadado porque no había podido hacer las coronas de nube más rápido.

—¡Pero no están siendo justos conmigo! —le dijo a su amado—. Tú lo ves, ¿verdad? ¿Ves que están siendo malos conmigo?

—Lo veo y lo siento, porque yo te amo mucho —le dijo él con cara triste—. Pero ellos son mi grupo, el festival está cerca, y quiero que seamos los mejores. Así que yo iré siempre con ellos, y aceptaré todo lo que decidan, porque mi objetivo es brillar mucho y no lo puedo lograr sin ellos.

Y así, sin él darse cuenta siquiera de lo que había hecho, con un te quiero la alejó de su vida y le rompió el corazón.

El día del festival, los pajaritos subieron al escenario con sus mágicos trajes de plumas. Los demás animales gritaban entusiasmados, cegados por tanta belleza. Eran sublimes, hermosos, brillantes, magistrales… Pero lo que ellos ignoraban era que la magia de toda hechicera reside en su corazón, y a la nuestra el suyo se le había roto en mil pedazos. Poco a poco, las luces de sus nuevas plumas se fueron apagando. Lo que antes era un arcoíris de color, comenzó a volverse gris y, después, de un negro intenso. Los cinco pajaritos eran brillantes y hermosos aún, pero era una hermosura oscura, siniestra y de mal agüero.

Se miraron desconcertados, pues su público ya no les aplaudía con igual entusiasmo. No obstante, recordaron que, a pesar de sus plumas negras, ellos aún tenían su talento. Así pues, siguieron cantando, y lo hicieron bien, pues sus voces eran potentes. Sin embargo, vieron en seguida que algo había cambiado en ellas, que ya no eran como lo habían sido al principio. Y es que ellos, los cinco pajaritos cantores, habían sido grandes porque cantaban con el alma; pero en los últimos meses, casi sin darse cuenta, ellos la habían perdido.

Desde entonces, puede vérseles rondando los cementerios y los lugares donde hay muerte, porque alguien les dijo que en estos sitios existen muchas almas perdidas sin dueño. La gente los llama «cuervos» ahora, y vagan por el mundo buscando restaurar sus almas, recuperar lo perdido; y su canto es triste y frío, como el color de sus plumas.

En el bosque, los amigos de la hechicera, que eran muchos, no soportando su dolor, se pusieron de acuerdo y comenzaron a trabajar en un nuevo corazón para ella. No tardaron demasiado en terminarlo y, cuando lo sacó de la caja de colores en la que lo habían envuelto, se quedó maravillada de lo bonito y dulce que era. Sin embargo, cuando ya se lo iba a poner dentro del pecho, se dio cuenta de que este corazón tenía una pequeña mácula en una esquinita.

—Esa manchita —le dijo uno de sus amigos— la hemos dejado ahí a propósito, para que jamás olvides esta experiencia. Para que siempre recuerdes que, aquel que te ame de verdad, sabrá que tú eres demasiado especial para entregar tu vida y tu corazón por nadie, y, por tanto, nunca, nunca te pedirá que lo hagas.

Y colorín colorado, mi paranoia loca, se ha terminado.

ESTEFANÍA JIMÉNEZ

 

 

 

SUEÑOS CUMPLIDOS, PROYECTOS Y SORTEITOS!!!


¡¡¡Hola de nuevo!!!

Esta es una entrada que debería haber publicado hace un montón de tiempo, pero entre fiestas, gripes y locura transitoria a causa del premio de Kiwi pues lo he ido dejando. (Muy mal, Estefanía, muy mal).

Y es que este año ha comenzado con un montón de noticias, proyectos y trabajos de muchos amigos de Ecos de la Distancia, y tenía que escribir una entrada especial para enumerarlos todos, o, al menos, los que son ya un hecho, porque hay cositas por ahí que os iré contando más adelante.

-Para empezar, ya os comenté que mi libro “Scherzo” estará a la venta en todas las librerías a partir del 26 de enero. Pero ya lo podéis pedir en preventa en la WEB DE KIWI y os lo enviarán en 24 o 48 horas con un regalito precioso ❤

Además, que si no me equivoco, ya está en ebook en AMAZON y en El Corte Inglés. Se supone que todavía no debería estar en ebook, pero bueno, a saber 😛

-Otra cosita maravillosa, la genialosa Marisa Sicilia, que ya nos deslumbró con su libro “El juego de la inocencia”, finalista del Certamen de novela romántica de Vergara y RNR del año pasado, publicó el día 1 de enero su nueva novela “La dama del paso”, con la editorial Harlequín.

Estoy feliz por ella, porque además de ser una gran escritora es una persona estupenda y se lo merece 🙂

En su FACEBOOK hay un sorteo abierto hasta el día 30 de enero, de una libreta preciosa relacionada con el libro 😉 ¡Suerte!!

-Otra cosita preciosa, mi gemelis del alma, Mara Oliver, que es enorme y brillante como un sol, nos tiene otra de sus increíbles novelas preparadas para el día 14 de febrero. Ya está en preventa en AMAZON. “Regreso a Fronda” Almas de luna 1. Una historia que lleva cocinándose en esa cabecita genial mucho tiempo y que seguro que nos hace babear, como todo lo que ella hace ❤

Y también viene con sorteíto!!! Esta vez en GOODREADS, tenéis hasta el 14 de febrero 🙂

Estoy segurísima de que será otro exitazo, porque si viene firmado por Mara no puede ser de otra forma ❤ ❤ ❤

-Más noticias chulas!!! Mi hechicera del lago, Ingrid LaGa, enorme ella 🙂 Está trabajando a tope, con muchas cositas en el tintero que todavía no puede enseñar pero que me hacen babear de imaginarlas 🙂

Y algunas, como ya dijimos en el número 3 de Ecos Digital, relacionadas con el grupo DÉBLER, geniales hasta hacerte gritar.

-Lo que me lleva a otra noticia de otra personita de las que hacen mi vida más interesante, Alex García, guitarrista de Débler, al que adoro. Bueno, vale, la noticia es para el grupo entero y os lo anunciábamos también en la revista: Nuevo disco este año!!!! Deseandito de escucharlo, tenerlo en mis manos, babearlo….

Ya os mantendré informados de fechas de salida, conciertos y todo eso 🙂

En principio os diré que los chicos de Débler han colaborado, junto con un montón de artistas, en el calendario benéfico de la Asociación Despertar para niños y jóvenes con parálisis cerebral. Podéis informaros y haceros con uno AQUÍ. ¡¡¡Mega orgullosa me siento de ellos!!!!

-Otra que este año va a arrasar seguro es nuestra maria i punto, que ya el año pasado no paraba de trabajar, pero que ha empezado el 2015 con un proyecto precioso: “¿Dónde está el marrano de San Antón?”, un cuento para recaudar fondos para la investigación del cáncer infantil. Ilustrado por ella y escrito por Oscar Revilla Díez, colaborador también en el número 4 de Ecos digital.

Podéis haceros con uno preguntándole a ella directamente, así que entrad en su FACEBOOK o su web solo vale dos euros, señores!!!

-Otro amigo de Ecos de la Distancia que también acariciará sus sueños este año es el señorito Javier García, cuya novela “Siroco” verá la luz en breve 🙂 Os contaré más cosas de ella, pero de momento podéis seguir las novedades en su FACEBOOK.

 

Y mucho, mucho más!!!! Seguro que se me escapan mil cosas, pero poco a poco os iré informando, que aunque parezca mentira llevo dos horas escribiendo esta entrada 😛

¡¡Estad atentos porque el 2015 viene cargadito de noticias bonitas de muchos amigos!!!

ESTEFANÍA JIMÉNEZ